Mercado de acciones ¿Por qué invertir en acciones fraccionadas?

Acciones fraccionadas

El trading ha cautivado a miles de inversores en todo el mundo gracias a su gran liquidez y facilidad de operar en cualquier lugar. Gracias a esta creciente tendencia financiera, el mercado de acciones se ha convertido en un foco de interés para muchos emprendedores.

A pesar de su gran popularidad, aún hay muchos cabos sueltos en cuanto al mercado de acciones y de cómo invertir en él. Las acciones fraccionadas son la mejor forma de comprar acciones si cuentas con un capital modesto, pues nos permite negociar con una parte proporcional de algún título de empresas como Microsoft, Facebook, Tesla, Google y otras más.

Esta vez, hablaremos más a fondo sobre este tipo de acciones y qué beneficios pueden traer para aquellos traders que quieren invertir en uno de los mercados financieros más estables e importantes del mundo.

¿Qué son las acciones fraccionadas y de dónde surgen?

Una acción fraccionada no es más que la acción de una empresa dividida en varias fracciones. En este sentido, si la acción de una empresa vale 1000 € ya no es necesario contar con un gran capital para poder comprarla, puesto que esta acción se divide en 1000 fracciones, permitiendo que pueda negociarse con una división de 1 € si así lo desea.

Este tipo de acciones tomaron lugar para que los pequeños inversores tuvieran la oportunidad de comprar, aunque sea una pequeña parte de la acción de una empresa, ya que esto también genera más dinero y liquidez a la sociedad en la que se está cotizando.

Los pros y los contras

Como en cualquier mercado, todo tiene sus ventajas y desventajas. Los traders son quienes se encargan de asumir los riesgos de inversión frente a ellas, gestionando su capital y estrategia. Entre las ventajas de las acciones fraccionadas podemos destacar que el rendimiento y los dividendos serán los mismos que si se adquiere un título completo, pero a un menor costo.

También podemos observar que el mercado de acciones siempre tiende a ir al alza, incluso después de una caída, lo que permite al inversor minimizar los riesgos y administrar el capital de inversión mucho mejor de lo que lo haría en un mercado más volátil como el de forex o criptomonedas.

No existe un principio de finanzas personales más valioso que el que cita: “no hay que poner todos los huevos en la misma canasta”. Esta regla de oro puede seguirse a la perfección en este mercado financiero gracias a las acciones fraccionadas, ya que con ellas podemos diversificar nuestros riesgos invirtiendo en varias empresas a la vez para respaldar nuestras pérdidas.

Por otra parte, una de las desventajas más relevantes de comprar acciones fraccionadas es que las comisiones siempre superan el valor de la operación. Si a eso le agregamos que no todas las empresas cuentan con este tipo de acciones y que al momento de cerrar operaciones puede haber demoras, podemos deducir que aunque los contras no son tan preocupantes, sí que se deben tener en cuenta al momento de invertir si no eres un trader experimentado.

¿Por qué es tan conveniente invertir en el mercado de acciones?

Siendo uno de los mercados financieros menos volátiles, invertir en el mercado de acciones le permite obtener buenas ganancias con riesgos mínimos a largo plazo, mientras desarrolla una estrategia de negociación rentable y aprende de cada operación y empresa en la que invierte. Algunos mercados requieren de exhaustivos análisis técnicos y cualitativos para poder abrir una simple operación, mientras que aquí todo eso se reduce al sentido común y a un análisis de un par de horas sobre la empresa donde va a comprar.

Otro aspecto que entusiasma a los inversores es que las ganancias y crecimiento que obtenga la empresa se ve reflejado en sus ingresos personales. Esto es porque al invertir, se convierten en pequeños accionistas de esas empresas exitosas que no hacen más que acumular dividendos sustanciosos y estables con el paso del tiempo, siempre que no se vayan a la bancarrota.

Conclusión

Aunque los beneficios se ven a largo plazo, las ganancias del mercado de acciones tienden a ser más estables que en los mercados volátiles y de corto plazo. Invertir en acciones mantiene a muchos inversores lejos de las pérdidas inesperadas, momentos de pánico y caídas súbitas que ocurren con más frecuencia en el mercado de forex y criptodivisas, brindando más seguridad y oportunidades de formación técnica sin tanto riesgo.

Para aquellos que consideren empezar a operar sin tanto estrés, las acciones fraccionadas son la mejor opción siempre que se invierta en un momento propicio para la empresa. Esto sin dejar de lado la posibilidad de construir un portafolio de trading exitoso, con poco capital y prácticamente desde cero en los mejores brókers de la industria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.