¿Quién fue Mary Shelley, la creadora de Frankenstein?

Mary Shelley y su famoso personaje Frankenstein

Mary Shelley nació el 30 de agosto de 1797 en Londres y es una de las escritoras más conocidas de la historia gracias a la creación de su obra Frankenstein o el moderno Prometeo, la cual fue considerada como la primera obra que inaugura la literatura de ciencia ficción.

Una mujer adelantada a su época

La biografía de Mary Shelley es de vital importancia, pues es hija del filósofo William Godwin y de la escritora feminista Mary Wollstonecraft, que había escrito la obra de Vindication of Women Rights. Su madre murió al darle a luz, lo que dejó a Mary Shelley un gran sentimiento de culpabilidad el resto de su vida y una tendencia a idealizar a la figura de la madre en sus posteriores novelas.

Se casó con el poeta Percy Bysshe Shelley, a pesar de que ya estuviera casado y juntos se embarcaron a recorrer Europa, Francia, Italia y Suiza principalmente. La mujer del poeta no pudo pasar página debido a la alta traición y acabó por suicidarse. Percy y Mary Shelley no lo tuvieron fácil, perdieron a dos de sus hijos a muy temprana edad y solo terminó por sobrevivir uno. Cuando Percy murió al hundirse su velero, Mary se dedicó a publicar algunas de sus obras póstumas y regresó a Gran Bretaña para dedicarse al cuidado de su hijo y a su carrera profesional como escritora. No obstante, esa época estuvo marcada por terribles dolores y achaques a la salud, que finalmente terminaron con la vida de la escritora en febrero de 1851, la causa de la muerte fue un tumor cerebral.

La inauguración de la ciencia ficción

La obra de Frankenstein o el moderno Prometeo sigue siendo considerada a día de hoy como de uno de los grandes relatos de terror de todos los tiempos. Y es que se trata de una novela que conoce la gran mayoría, ya sea por haber leído el libro o por haber visto alguna de las muchas películas que se han realizado inspiradas en este relato. En esta novela, Mary Shelley no sólo destaca por una gran capacidad narrativa e imaginativa, sino que también asombran algunas de las ideas más importantes que se abordan en la filosofía como la moral científica, el poder de la creación y la destrucción y, sobre todo, el hecho de retar el poder de Dios, puesto que el protagonista pretende rivalizar con el creador y demostrar que también puede crear vida.

A pesar de toda la popularidad con la que contó Mary Shelley gracias a su novela Frankenstein y al dar pie al género de la ciencia ficción, sus novelas posteriores no tuvieron tanto éxito, de hecho, su novela El último hombre publicada en 1926, fue duramente criticada por expresar una crueldad que no tenía lugar para la literatura de la época, ya que en esta novela la escritora relata la extinción de la raza humana a causa de una plaga, y la novela permaneció en el completo anonimato hasta 1960, cuando fue rescata por unos historiadores.

Te puede interesar: las mejores series y películas basadas en novelas de Stephen King.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.