Qué ver en Vitoria en un día

Vitoria

Vitoria, capital de la Comunidad Autónoma del País Vasco, en el norte de España, es un destino turístico encantador. Se trata de una ciudad accesible y perfectamente comunicada, con una organización urbanística impecable. La enorme cantidad de espacios verdes dispersos en la ciudad le permitieron llevarse el galardón European Green Capital en el año 2012.

¿Planeas una visita a Vitoria? De ser así, necesitas planificar en detalle tu estancia y así aprovechar el tiempo en una de las ciudades más bici-friendly de toda España, llena de áreas verdes y un casco histórico lleno de murallas y callejuelas de estilo medieval que aún hoy en día mantiene su impresionante belleza.

Como recomendación principal, es muy cómodo hospedarse en un apartahotel muy cerca del casco histórico, así tendrás acceso inmediato al transporte público y algunas locaciones importantes. Puedes encontrar apartamentos en Vitoria climatizados y completamente equipados, con ubicación estratégica a solo cinco minutos del casco histórico de la ciudad.

¿Qué ver en Vitoria en un día?

En caso de que la visita a Vitoria sea corta, te proponemos una lista de actividades que se pueden completar en tan solo 24 horas.

Conocer el casco histórico

Por supuesto, lo primero que debemos hacer al llegar e instalarnos en nuestro apartahotel es caminar por el centro histórico. Este se ubica sobre una colina y es conocido como La Almendra, lo cual se debe a la forma que tiene la zona vista desde el aire, con vestigios de la muralla del siglo XI que limitaba la zona.

El punto más alto de la ciudad es la Catedral de Santa María y, aunque en la actualidad se encuentra en proceso de restauración, la vista exterior demuestra que se trata de una auténtica joya del patrimonio vasco.

Plaza España

Otro punto que no puede faltar en este recorrido es la Plaza España, punto de unión entre el casco histórico y el ensanche. Aquí se encuentran algunas dependencias oficiales, entre ellas la oficina de turismo y el Ayuntamiento de Vitoria. La plaza fue construida en el S. XVIII bajo diseño de Justo Antonio de Olaguibel y comparte características con plazas como la de Madrid y Salamanca. 

Plaza de la Virgen Blanca

Se trata de uno de los lugares más animados de la ciudad y sin dudas emblema de la misma. Es recordada por todos los visitantes gracias al mural vegetal que exhibe el nombre de la ciudad, con una altura de 2 metros y 7 metros de largo. También posee un monumento conmemorativo de la Batalla de Vitoria, hecho ocurrido durante la Guerra de la Independencia del año 1813.

Murallas de Vitoria

Por ser un territorio estratégico, necesitó ser defendido en múltiples ocasiones, lo cual queda en evidencia gracias a las imponentes murallas que rodean la ciudad. Por supuesto, las murallas que se pueden ver en la actualidad son producto de la restauración, ya que las originales datan del siglo S. XI.

Además de estos puntos clave, otras locaciones que merecen una visita, serían el Palacio de Escoriaza, el Palacio de Montehermoso, el Palacio de Villa Suso, el Paseo Los Arquillos, el museo Artium y la Casa del Cordón. Todos estos son edificios impresionantes que podemos disfrutar en la ciudad de Vitoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.