Bosques imperdibles de España para conocer esta primavera

Bosques de España

Alrededor del 70% de la superficie terrestre de nuestro planeta estaba cubierta por árboles y bosques hace 12.000 de años, un entorno donde fluían, y fluyen, el aire, la energía, el agua y el suelo. Por estos motivos, en los tiempos que corren, hacer senderismo por las mejores rutas y recorrer estas maravillas de la naturaleza se han convertido en unos de los destinos más buscados para desconectar de la rutina. De los pinsapares de Andalucía a las dehesas extremeñas o la laurisilva canaria el territorio español cuenta con un gran patrimonio verde que merece la pena ser apreciado. Te contamos algunos de los imperdibles bosques de la geografía española.

Garajonay (La Gomera)

Este parque nacional es la casa de uno de los últimos bosques de laurisilva del planeta tierra, gracias a la alta y penetrante humedad de la isla. Está protegido desde 1981 mientras que algunos años después fue declarado Patrimonio de la Humanidad. Sin embargo, es el cuarto y más joven parque nacional de las Islas Canarias. Cuenta con varios senderos para perderse en su vasta vegetación e imaginarse cómo era gran parte de la península hace 30 millones de años. Las especies que predominan en esta selva subtropical son el viñátigo, el til, el loro canario (laurel) y el barbusano. Además, por sus senderos se puede apreciar su fauna que está constituida por alrededor de 38 especies de vertebrados y 1000 especies de invertebrados.

Parque natural de los Alcornocales (Cádiz)

Con una superficie de 167.767 hectáreas este parque natural cuenta con el alcornocal mejor preservado de toda Europa, además gracias a su microclima cuenta con otras especies únicas en el mundo como una gran verdad de helechos, sauces y laureles. La mayor parte de este parque natural, que es considerado uno de los más grandes de España, pertenece a la provincia de Cádiz y una pequeña parte a la provincia de Málaga ocupando el territorio de 18 municipios diferentes.  El parque está abierto todo el año y se puede disfrutar varios senderos donde deleitarse de su flora y fauna, practicar montañismo en el pico del Aljibe o realizar un espectacular descenso por los cañones de la Garganta de Buitreras. Estos sitios son lugares de relajación, por eso son muchos los que deciden adentrarse en los bosques de España para pasar el día. Algo de comer como puede ser un bocadillo, algo de entretenimiento como unas cartas al más estilo juego de casino, y algún sitio para sentarse a disfrutar de los paisajes naturales que ofrece nuestro país son algunos de los planes que se pueden realizar en estos tupidos bosques.

Parque natural de los Alcornocales

Muniellos (Asturias)

Dada su vasta naturaleza y sus tantas cosas que hacer y ver, Asturias es uno de los destinos turísticos más demandados de la península Muniellos, siendo una de las reservas más bonitas del territorio asturiano donde predominan los bosques de abedules, hayas y robles este territorio cuenta con un aspecto similar al que tenían las arboledas de caducifolios hace dos mil años. Esta Reserva de la Biosfera de 10.000 hectáreas está ubicada en Muniellos, y solo se puede ingresar con un permiso que se solicita en la Casa del Guarda, donde un guardaparques comenta a los visitantes la flora y fauna que verán, ya que no solo es un territorio rico en flora, sino que también es la casa de osos, urogallos, lobos, jabalíes y corzos. Por eso también son importantes los consejos que brindan los guardaparques antes de que los visitantes comiencen con la travesía.

Ucieda (Cantabria)

El Parque Natural del Saja-Besaya es un espacio natural protegido ubicado en Cantabria, donde se encuentra uno de los robledos más extensos y profundos de España, como así también engloba grandes abedules y hayedos. Además de contar con gran vegetación, los profundos valles son el hogar de ciervos, rebecos, lobos y corzos. Este parque de 245 kilómetros cuadrados es una zona perfecta para las travesías de montaña, excursiones y acampada. Cuenta con un punto turístico imperdible que es el Mirador “La Cardosa” desde donde se pueden apreciar las inmensas vistas del Parque Natural, y a principios del otoño es un sitio ideal donde escuchar la berrea de los venados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.