4 rutas para disfrutar del senderismo en España

Rutas para disfrutar del senderismo

Con todos los momentos que hemos vivido durante el último año sin poder salir de nuestros hogares por culpa del confinamiento, parece que a día de hoy, más que nunca, el senderismo y la conexión con la naturaleza comienzan a cobrar un interés especial entre la población. Por suerte, en toda España existen una cantidad enorme de rutas en diferentes zonas montañosas repartidas por todo el país, un tipo de turismo sostenible, saludable y para toda la familia.

No viajes a los mismos sitios de siempre

El turismo está cambiando, al igual que todo el planeta, hacia un modelo mucho más sostenible y ecológico. Cada vez son más las personas que prefieren descubrir la naturaleza escondida que hay en el propio país, que visitar las grandes capitales del mundo. ¿Te gusta conocer sitios nuevos?, en el blog de siguiendolasenda.es encontrarás muchos lugares que te dejarán sin palabras, como por ejemplo la Ruta del Cares, la cual pertenece al Parque Nacional Picos de Europa en Asturias. Son este tipo de caminos en los que se descubren los paisajes y monumentos naturales más valiosos, ya que en el recorrido de esta ruta podrás encontrar el Naranjo de Bulnes y los famosos lagos de Covadonga.

Y es que se pueden encontrar múltiples ventajas del turismo natural frente al turismo masivo, lleno de aglomeraciones en las grandes ciudades. No viajar a los sitios de siempre y descubrir la naturaleza que hay dentro de nuestras fronteras, ayuda tanto a la salud física como a la mental. Mejora el humor, la autoestima y contribuye a una buena salud cardiovascular. 

Es por eso que a continuación vamos a repasar las 4 mejores rutas de senderismo que podemos hacer en España.

1- La ruta estrella de Valencia: los Calderones-Hoces del Turia

Se trata de un camino lleno de senderos estrechos, pero muy sencillo de realizar para los más primerizos. Es una ruta que comenzó a ganar popularidad hace 8 años, cuando se instalaron unos rústicos puentes de madera colgantes que permitían cruzar el cauce del río Turia. 

Estos puentes llenan de encanto un camino en el que, según por dónde se inicie, se descubrirán lugares como el embalse de Loriguilla o el barranco de la Cueva. La ruta puede hacerse tanto en bicicleta como a pie.

2- Galicia y su ruta de los Tres Ríos

De un extremo del país nos pasamos a la esquina superior en Galicia, donde podemos encontrar la ruta de los Tres Ríos, que supone el contacto con la naturaleza más salvaje. Un bosque autóctono en un sendero de dificultad media, pues tiene ciertos desniveles que pueden provocar algún que otro problema a los más novatos en el terreno. Los ríos que atraviesa este sendero, son el Beseo, Laas y Ulla.

En el camino se pueden encontrar maravillas naturales como la catarata Salto das Pombas, un lugar emblematicamente bucólico, en el que relajarse escuchando la caída del agua sobre las rocas. En todas las rutas hay que ser especialmente cuidadoso con el equipamiento, pero en comunidades autónomas como la gallega, hay que ir con el chubasquero incorporado siempre.

3- Lleida y los Lagos Colomers

En mitad del Valle de Arán existe una ruta en la que es posible contemplar las increíbles vistas que ofrecen los Lagos Colomers. Es menos recomendable para familias, pues no hay prácticamente señales y esto lo convierte en una zona un poco complicada para los más pequeños. Una zona llena de lagunas en un entorno que parece sacado de una película del ‘Señor de los Anillos’.

4- La sierra de Gredos

Hemos repasado rutas fáciles y de dificultad media, pero no podía faltar la majestuosidad de un camino como el de la Sierra de Gredos, en Los Galayos, que está reservada a los más expertos, debido a su alta dificultad en su recorrido. Aunque no es la ruta más larga en cuanto a distancia, sí que lo es en cuanto al desnivel, ya que el camino final termina en La Mira, un pico de 2.343 metros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.