Dieta Fodmap: la dieta para el colon irritable

Dieta Fodmap

El síndrome del colon irritable es una enfermedad que provoca fuertes dolores en el abdomen y modificaciones en el tránsito intestinal. En esta enfermedad el paciente padece de forma alternativa períodos de estreñimiento con otros de diarreas.

Se trata de un trastorno crónico, y es muy común en mujeres. Si no es abordado adecuadamente, puede perjudicar gravemente la calidad de vida del enfermo, convirtiendo actividades cotidianas sencillas en un suplicio. Los afectados difícilmente pueden hacer vida normal y, en paralelo a los síntomas físicos, comienzan a sentirse inseguros y ver alterado su estado de ánimo.

Imagen de Pixabay.

Sus causas son múltiples, ya que influyen factores genéticos alteraciones hormonales e intolerancias alimentarias, entre otros factores. En el síndrome del colon irritable es muy importante saber qué se puede comer. La dieta Fodmap puede representar la solución perfecta para mejorar los síntomas y recuperar calidad de vida.

En qué consiste la Dieta Fodmap

Su nombre procede de las siglas en inglés correspondientes a “oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles fermentables”. Estas sustancias definen los principales componentes que no están presentes en la Dieta Fodmap. Hay hidratos de carbono fermentables que pueden provocar malas digestiones e hinchazón y son los desaconsejados en esta dieta.

En cuanto a los oligosacáridos, se trata de hidratos de carbono de cadena corta. Los disacáridos hacen referencia a pares de glucosa, como el azúcar de malta, y los monosacáridos, a una molécula de azúcar, mientras que los polioles son edulcorantes bajos en calorías. La Dieta Fodmap fue desarrollada por dos especialistas de la Universidad de Monash, en Melbourne (Australia) a finales de la década de los años 90 del siglo pasado y hoy en día está más vigente que nunca.

Los compuestos excluidos en la Dieta Fodmap son precisamente aquellos que más pueden incidir en la hinchazón y en los síntomas característicos del colon irritable. Para determinadas personas, son sustancias de difícil absorción por su organismo.

Alimentos a evitar según la Dieta Fodmap

Los hidratos de carbono fermentables que la Dieta Fodmap busca evitar son:

Fructosa, presente en la miel, frutas y siropes.

Lactosa, componente de algunas leches, quesos y yogures.

Galactanos, que encontramos en legumbres.

Polioles, característicos de edulcorantes como el manitol y el sorbitol.

Avena para la Dieta Fodmap
Imagen de Pixabay.

Alimentos recomendados por la Dieta Fodmap

En cuanto a los alimentos que sí están recomendados en la Dieta Fodmap y que pueden ayudar a una buena digestión y a eliminar gases y molestias, destacan:

Todos los pescados, carnes y huevos.

Productos lácteos sin lactosa. En el mercado existe hoy en día mucha variedad.

Avena, sobre todo en los casos de estreñimiento.

Frutas y verduras. Sin embargo, aquellas ricas en los componentes excluidos en la dieta Fodmap deben tomarse en cantidades muy moderadas.

Cereales de arroz.

La recomendación general para seguir de forma eficaz la Dieta Fodmap es durante 6 semanas, de forma continuada. Para que esta Dieta sea seguida de modo riguroso y con beneficios para la salud la mejor medida es acudir a un dietista- nutricionista, quien debe hacer seguimiento de la dieta y comprobar la evolución de la paciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.