María José Campanario: ¡internada nuevamente por una recaída de la fibromialgia!

Maria Jose Campanario

María José Campanario conocida por ser la mujer del famoso torero Jesulín de Ubrique. Antes de conocerlo María José trabajaba como técnico de laboratorio de anatomía patológica.

¿Cómo conoció al famoso Torero?

En el 2001 se conocieron mientras él estaba convaleciente por un grave accidente de tráfico. El 27 de julio del 2002 la pareja se casó en Sanlúcar la Mayor.

En el 2010 ella comienza en la Universidad Europea de Madrid para cumplir su sueño de ser odontóloga. En el 2015 recibía su título tan preciado luego de 3 años duros de esfuerzo y alejada de su familia. Con el torero tienen dos hijos: Julia nacida en el 2003, y en el 2007 Jesús Alejandro, su segundo hijo.

María José y su dura enfermedad

En el 2015 comenzó a experimentar los primeros síntomas de la fibromialgia en la que ella misma ha contado en una exclusiva para la revista Hola:

“Empecé a sentirme muy, muy cansada, a tener un dolor generalizado en los músculos y en las articulaciones, empecé a dormir mal… Es un conjunto de síntomas bastante desagradable. Lo peor es la falta de sueño y ese dolor crónico que no desaparece, y sobre todo el no saber por qué”.

Por esta enfermedad ha sido ingresada varias veces al hospital, en algunos casos por unos terribles dolores en las cervicales. Lo que la ha llevado a desvelar detalles de la enfermedad reumatológica que padece y la intolerancia ante algunos analgésicos para aliviar el dolor cuando se desencadena una de su crisis.

La fibromialgia es una enfermedad predominante en las mujeres

Según el estudio EPISER de la Sociedad Española de Reumatología, afecta a un 3% de la población española y la mayoría de los afectados son mujeres (90%). Esto supone más de un millón de personas mayores de 18 años con fibromialgia. Sin embargo, la fibromialgia “sí que puede ser vivida como una afección vital severa que produce un deterioro en la calidad de vida diaria: interfiere en el desempeño habitual en el hogar, en el trabajo y en la vida social”, lamenta la experta.

En el 2018 María José ha sido ingresada por octava vez

Ha sufrido una recaída después de 3 años con un delicado estado de salud. Debido a la fuerte dolores que siente, hace más de una semana que lleva ya ingresada en una habitación especial para el tratamiento que recibe.

Es una habitación adecuada para la enfermedad, la cual debe recibir una luz muy tenue. La habitación tiene los cristales tintados y María José estaría en constante penumbra.

Para ella está siendo muy duro y en el último año ha tenido que ingresar en el hospital hasta en ocho ocasiones. Lleva muchos años luchando contra la enfermedad y ella misma ha expresado: «Tengo que ingresar cuando ya no puedo soportar el dolor de mil cuchillos sobre mi cuerpo»

Es una enfermedad que tiene un diagnóstico difícil y aparentemente sin cura. Aunque la intención de los médicos y la propia María José es hacer una vida normal, resulta difícil sobre todo a raíz de una grave falta de sueño que acaba retroalimentando sus dolores y su cansancio.

¡Mucho apoyo y pronta recuperación!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.