Andrea Janeiro se aleja de España para huir de la prensa del corazón

Andrea Janeiro se aleja de Espana para huir de la prensa del corazon

Andrea Janeiro a quien le ha llegado la fama como un daño colateral de la popularidad de sus padres: Belén Esteban y Jesulín de Ubrique, ha alcanzado la mayoría de edad, 19 años el pasado 20 de julio.

Tras haber pasado un año perseguida por los medios de comunicación, ha decidido hacer sus maletas y marchar a Inglaterra con el fin de alejarse del foco mediático.

Lo que su madre dejó en claro fue: “Ella no quiere dedicarse a esto. Me ha pedido que no hable más de ella ni de su familia paterna y lo voy a hacer” dijo, añadiendo que el deseo de su hija es ser locutora de radio musical.

Recordemos que el aluvión de críticas recibida por parte de los usuarios de las redes sociales, tantas, que incluso tuvo que intervenir la policía, ayudaron a qué Andrea tomará esa decisión y se marchara a Birmingham para continuar con sus estudios.

¿Por qué decidió alejarse?

Necesitaba vivir tranquila sin fotógrafos en la puerta de su casa o persiguiéndola por las calles. Además de querer mantener un perfil bajo, su objetivo era sentirse cada día más cerca de cumplir el sueño de convertirse en locutora de radio.

Está estudiando en el Birmingham Metropolitan College (BMet), un centro fundado en 2009. Lugar en el que ha empezado a formarse para ser locutora y se trata de una de las mejores universidades del mundo.

Otras razones

Otra de las razones por la que decidió ir a ese lugar fue que allí vive Daniel Wozza Worrall, el joven que conquistó su corazón, y que ha publicado imágenes junto a ella confirmando con besos su relación. Hoy son una pareja que vive tranquila, alejada del foco público.

El padre de Andrea y su relación

Jesulín de Ubrique, es un torero muy conocido, aunque había dejado de torear festivales,volvió a aparecer luego de 6 años, en el mes de agosto pasado.

Él quería que toda su familia estuviera presente lo cual incluía a su hija Andrea Janeiro. Estaba decidido que su hija fuera a verlo al regreso a los ruedos.

Quería convencer a su hija para que fuera a su segunda boda con María José Campanario, con la que renovaría sus votos matrimoniales. Había recibido una cuantiosa oferta si conseguía juntar a sus tres hijos en este evento, lo cual sería una exclusiva que daría mucho que hablar.

A Belén Esteban, su madre, no le agradaba en absoluto la idea. Fuentes cercanas a la colaboradora, han explicado a los medios que “la niña no haría algo así”, ni a su madre le gustaría que lo hiciera,” prestándose a formar parte de una exclusiva con un padre que tampoco se ha preocupado por ella”.

Su madre Belén Esteban

“Por todo esto Andreíta debe estar muy feliz celebrando sus 19 años. Finalmente está haciendo lo que desea, más allá del deseo de nadie. Ha ganado su vida.”

Visitó España en Navidad para estar con su madre y quizá lo haga de nuevo este fin de año. Su deseo es seguir llevando una existencia lo más anónima posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.