México no utilizará la fuerza militar para hacer frente a la afluencia de migrantes

Frontera de Tijuana, cientos de migrantes de la caravana intentan cruzar a la fuerza a EEUU

México no tiene intención de desplegar sus tropas para frenar la afluencia de migrantes que llegan a la frontera del país con Estados Unidos, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de México en un comunicado.

“Nuestro país no desplegará su ejército para resolver el problema. Sin embargo, los cruces fronterizos que las personas atacaron mientras intentaban ingresar ilegalmente a Estados Unidos se reforzarán”, dijo el ministerio.

Según el ministerio, no se han registrado víctimas entre los migrantes después de su intento de ingresar ilegalmente a los Estados Unidos, y la situación en la frontera está bajo control.

“Con la ayuda del Instituto Nacional de Migración [mexicano], las personas cuya participación en estos actos de violencia [en la frontera de los EE. UU.] Ha sido completamente demostrada serán deportadas de inmediato”, agregó el ministerio.

La declaración se produce después de que un grupo de alrededor de 500 inmigrantes intentaron asaltar la frontera de los Estados Unidos desde la ciudad mexicana de Tijuana el 25 de noviembre. El servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) dijo que varios solicitantes de asilo habían lanzado proyectiles contra la patrulla fronteriza, lo que llevó a las autoridades estadounidenses a usar gas lacrimógeno para dispersar a la multitud. Los medios informaron que el CBP también disparó balas de goma contra los migrantes.

Hasta el momento, más de 8,200 migrantes de varios países centroamericanos han llegado a México, de los cuales aproximadamente 7,400 se encuentran cerca de las ciudades de Tijuana y Mexicali, ubicadas justo en la frontera con los Estados Unidos, especificó el ministerio. Alrededor de 2.000 migrantes han acordado regresar a sus países de origen con la ayuda de las autoridades mexicanas.

Mientras tanto, Estados Unidos ha ordenado el despliegue de 5,900 tropas en servicio activo en la frontera sur para evitar que los migrantes lo crucen, y la Casa Blanca luego dijo que los soldados habían sido autorizados a usar fuerza letal si fuera necesario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.