¿Qué pasará con Gibraltar tras el Brexit?

Gibraltar tras el Brexit

El 23 de junio de 2016 quedará para la Historia como una fecha de trascendentales consecuencias para Europa. El referéndum celebrado para decidir la salida del Reino Unido de la Unión Europea fue favorable a los euroescépticos. Tras él dimitió el primer ministro y comenzó un proceso plagado de incertidumbres y dudas, denominado Brexit.

Una de las principales incertidumbres en la salida del Reino Unido de Europa está relacionada con el peñón de Gibraltar, cuyo estatus ha quedado en entredicho con el Brexit. La preocupación entre los habitantes del peñón es muy grande, así como el miedo a lo que depare un futuro en el que pierdan su condición privilegiada.

Gibraltar no es territorio español

Gibraltar es una colonia de ultramar cuya soberanía pertenece a Inglaterra desde el Tratado de Utrech de 1713, que dio por finalizada la Guerra de Sucesión Española y estipuló la cesión de Gibraltar y Menorca a la corona inglesa. Desde entonces, los gibraltareños han votado en dos ocasiones sobre la soberanía de su territorio, apoyando en ambos de forma mayoritaria seguir perteneciendo al Reino Unido.

Gibraltar no quiere el Brexit

Los gibraltareños basan principalmente su economía en las relaciones con Europa y la salida de Gran Bretaña de la misma podría afectarles profundamente. Su economía es floreciente y sus escasos 32.000 habitantes temen que el Brexit acabe con muchas de sus transacciones comerciales, además de avivar un conflicto histórico de soberanía con España.

La solución, un pacto bilateral

No obstante, en fechas recientes una resolución del Parlamento europeo ha tratado de arrojar algo de luz al particular problema gibraltareño ante el Brexit. Los parlamentarios de la UE han acordado que nada de lo que se incluya en el acuerdo final del Brexit tendrá validez para Gibraltar si no media un acuerdo bilateral entre España e Inglaterra .

El Brexit ha reforzado la posición española ante una Gran Bretaña que se bate en retirada de Europa y dejará de ser socia en próximas fechas.

A este respecto, el nuevo negociador jefe de la Unión Europea para el Brexit, Michel Barnier, ha instado a las autoridades de Gran Bretaña a encontrar una solución tanto para Gibraltar como para Irlanda del Norte antes de la llegada del próximo mes de octubre.

Sin embargo, según los expertos, será muy improbable que los dos países lleguen a un acuerdo antes de la finalización del Brexit, que se espera se producirá en 2019. Las autoridades españolas son partidarias de comenzar a negociar el estatus del peñón sólo después del Brexit y sin urgencias. Entretanto, los gibraltareños continuarán viviendo con esperanza y mucha preocupación el futuro de la roca, rogando que su prosperidad, labrada durante décadas, no se vea truncada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.