Así es el salario mínimo en los países europeos

Salario Minimo Paises Europa

El salario mínimo interprofesional -SMI- es la cifra que fija la cuantía retributiva mínima que ha de percibir el trabajador en función a la jornada legal de trabajo, sin distinción de edad o sexo, y obviando el tipo de contrato (temporal o indefinido).

Esta cifra es fijada cada año por el gobierno mediante un Real Decreto, y para ello se tienen en cuenta valores como el IPC, el incremento de la participación del trabajo en la renta nacional o la productividad media nacional.

En España, el salario mínimo interprofesional que se fijó para el año 2017 a través del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, fue de 707,60 euros.

SMI en los países de la Unión Europea

A continuación, se van a detallar cuál es la situación de los SMI del resto de países de la Unión Europea, datos que han sido sacados siguiendo el modelo de 12 pagas anuales (por lo que difiere del valor de España).

Para entender los distintos SMI hay que destacar, primero, que los países se agrupan en tres bloques diferentes. En primer lugar, se encuentra el grupo de países cuyos salarios mínimos son inferiores a 500 euros mensuales. Este bloque está compuesto por, de menor a mayor: Albania (154), Montenegro (288), Macedonia (231), Serbia (249), Bulgaria (235), Rumanía (320), Lituania (389), Hungría (411), República Checa (407), Eslovaquia (435), Estonia (470), Croacia (433) y Polonia (453).

En segundo lugar, se encuentra el bloque de países que tienen un SMI intermedio, el cual oscila entre los 500 y los 1.000 euros. Aquí se encuentran Portugal (649), Grecia (683), Malta (735), España (825) y Eslovenia (805).

Por último, encontramos el último grupo, el cual está compuesto de siete miembros de la Unión Europea, y estos destacan porque su SMI es superior a los 1.000. Estos siete países son Francia (1.480), Alemania (1.498), Bélgica (1.531), Países Bajos (1.551), Reino Unido (1.396), Irlanda (1.563) y Luxemburgo (1.998).

Con estos datos, se ha detectado que los países europeos donde el SMI más ha subido son Hungría (un 17%), República Checa (un 11%) y Estonia (un 9%).

El SMI en España y su evolución

En los últimos años, en España el SMI también ha sufrido una evolución. Hace 10 años, el salario mínimo interprofesional era de 570 euros, cifra que ascendió hasta los 600 euros en el año 2008, y a 624 en el 2009.

Al coincidir con los años de crisis económica, el SMI se estabilizó y solo sufrió leves subidas, llegando a los 655 el año pasado. Una vez superada esa crisis económica tan característica -al menos en términos de crecimiento económico-, se decidió, por parte del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, subir el SMI un 8%. Así, las cifras en España quedan en 707 euros (en 14 mensualidades) u 825 euros (en 12 mensualidades, como el resto de países europeos).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.