Jair Bolsonaro elegido presidente de Brasil

Jair Bolsonaro elegido presidente de Brasil

Jair Bolsonaro fue elegido como presidente del Brasil el domingo con más del 55% de los votos contra su opositor izquierdista Fernando Haddad. La joven democracia brasileña cae así en una gran incógnita con su primer presidente de derecha, más de 30 años después del final de la dictadura.

“No podemos seguir coqueteando con el socialismo, el comunismo, el populismo de izquierda”, dijo Jair Bolsonaro en su primer discurso, transmitido en vivo por Facebook. Rodeado por su tercera esposa Michelle y un pastor evangélico, aseguró que su gobierno “defenderá la Constitución, la democracia, la libertad”. “Esto no es ni la promesa de una fiesta ni la palabra vacía de un hombre, pero es un juramento ante Dios”, continuó, respondiendo a sus críticos que lo ven como una amenaza. por la democracia.

El ex capitán de ejército de 63 años, a veces llamado “Trump of the Tropics”, asumirá sus funciones en enero, en un Brasil extremadamente polarizado después de una tensa y peligrosa campaña. Bolsonaro, quien no oculta su nostalgia por los “años de liderazgo” de la dictadura militar (1964-1985) , sedujo a millones de votantes con un discurso seguro y rotundo, a pesar de los errores racistas, misóginos y homófobos. Estuvo cerca de la victoria en la primera ronda el 7 de octubre con el 46% de los votos.

Banderas brasileñas en la mano, camisetas amarillas y verdes en la parte posterior, decenas de miles de brasileños salieron a las calles el domingo por la noche para celebrar la elección del candidato. En frente de su casa en la playa de Barra da Tijuca, distrito rico de Río de Janeiro, su victoria fue recibida por una salva de fuegos artificiales. Los choques estallaron al margen de algunos mítines.

Trump felicitó a Jair Bolsonaro por teléfono

Después del anuncio de los resultados, el candidato derrotado Fernando Haddad no felicitó al ganador y pidió que sus “45 millones de votantes sean respetados”. “Los derechos civiles, políticos, laborales y sociales están en juego ahora”, dijo. “Tenemos la responsabilidad de representar a una oposición que coloca los intereses de la Nación por encima de todo”.

El presidente saliente de Brasil, el conservador Michel Temer, quien no se presentó debido a una impopularidad récord , felicitó el domingo al candidato victorioso. “Pude ver su entusiasmo”, dijo, indicando que la transición comenzará el lunes. Se espera que Jair Bolsonaro visite Brasilia el martes para reunirse con Temer, así como con el Presidente de la Corte Suprema Dias Toffoli y el Jefe de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, el general Eduardo Villas Bôas.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, llamó por la noche al candidato de la derecha para felicitarlo. “Los dos hombres han expresado su firme compromiso de trabajar juntos para mejorar las vidas de los pueblos de Estados Unidos y Brasil y, como líderes regionales, de las Américas”, dijo la Casa Blanca. “Hemos expresado el deseo de reunir a estas dos grandes naciones”, escribió Jair Bolsonaro en un tweet.

Las felicitaciones también vinieron de países de América Central y América del Sur, como el presidente mexicano Enrique Peña Nieto, el presidente argentino Mauricio Macri y el presidente peruano Martín Vizcarra. Del lado europeo, Jair Bolsonaro recibió las felicitaciones del ministro del Interior italiano, Matteo Salvini.

Un país profundamente fracturado.

Una vez instalado en el palacio de Planalto en Brasilia, el ex capitán, quien deseó el domingo después de su victoria un Brasil que es “una gran nación, para todos nosotros”, tendrá mucho que hacer, después de la campaña que dirigió. Lanzallamas, para recoger las piezas de un país que se ha fracturado profundamente.

Ojo azul agudo, el ex diputado, que solo ha aprobado dos leyes en 27 años en el hemiciclo, pero puede afirmar que se ha salvado de los escándalos de corrupción que se comen en Brasil, tiene un proyecto emblemático para liberalizar portar armas para permitir que “buenas personas” se hagan justicia a sí mismos, en un país plagado de violencia extrema.

El ambiente es tenso en Brasil a la hora de elegir quién será el próximo presidente. El candidato de derecha Jair Bolsonaro podría tomar la delantera después de que comience la primera ronda de las elecciones presidenciales en Brasil este domingo.

El mismo Jair Bolsonaro fue víctima de violencia. El 6 de septiembre, estuvo a punto de morir luego de ser apuñalado en el abdomen por una multitud desequilibrada. Hospitalizado durante tres semanas, no reanudó su campaña en las calles ni participó en debates televisados, sino que se mantuvo muy activo en las redes sociales, otro punto en común con el presidente de EE. UU. Trump, donde es un éxito con casi 8 Millones de suscriptores de Facebook.

Fue acusado de organizar una distribución masiva de información falsa a través de la mensajería de WhatsApp. Lejos de ser un gran tribuno, habla con una sintaxis áspera y tiene un pelo en la lengua, puede hablar directamente con el surfista de red de elector con oraciones pequeñas que vuelan.

Su carrera en la política

Su línea política es borrosa, como lo demuestran sus numerosos cambios de etiqueta a lo largo de los años. Aunque admite que no entiende la economía, ha logrado ganar confianza en el mercado gracias a su gurú Paulo Guedes, un “Chicago Boy” ultraliberal, a quien quiere convertir en un “super ministro”.

Pero a diferencia de Donald Trump, Jair Bolsonaro ya tiene una larga carrera política: pasó la mayor parte en Río, donde fue elegido concejal en 1988, y obtuvo su primer mandato como diputado federal, Años después, en la Cámara de Diputados, se distinguió más por sus errores en la Cámara que por los proyectos de ley que había aprobado, solo dos en 27 años.

En 2014, provocó un escándalo al atacar violentamente a la parlamentaria izquierdista Maria do Rosario, diciendo que ella “no merecía” que la viola porque era “demasiado fea”. Dos años después, elogió a un torturador de la dictadura militar (1964-1985). Jair Bolsonaro también ha multiplicado las afirmaciones homofóbicas. En una entrevista con la revista Playboy en 2011, dijo que preferiría tener un hijo “muerto en un accidente” en lugar de homosexual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.