Estados Unidos y la Unión Europea alcanzan una tregua en la guerra comercial

Estados Unidos y la Union Europea alcanzan una tregua en la guerra comercial

La Comisión Europea alcanza un acuerdo comercial limitado, o al menos una tregua, con los Estados Unidos. Esto fue anunciado, después de casi tres horas de reunión en la Casa Blanca entre Donald Trump y el Presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker“Es un gran día para el comercio justo y mutuo”, dijo el líder estadounidense. Juncker respondió. “El deseo es alcanzar aranceles cero para los productos industriales”. Los dos se presentaron en la conferencia de prensa del  Rose Garden con un patrón acordado.

En primer lugar, los EE. UU. Y la UE se comprometen a reducir los aranceles sobre los productos industriales, incluidos los automóviles: “Objetivo cero”. Es la propuesta puesta sobre la mesa por la delegación europea, en un intento de detener la guerra comercial ofreciendo un resultado concreto a la ofensiva de Trump. Los tiempos y las formas serán establecidos por el “grupo de trabajo” que comenzará la negociación dentro de un perímetro claro y definido.

Los europeos también dan la bienvenida a las crecientes demandas que los estadounidenses avanzaron en varias ocasiones. La última en la cumbre de la OTAN en Bruselas, el mismo Trump y sus ministros dijeron, “comprar nuestro gas. “Hemos decidido una cooperación más estrecha en el sector de la energía”, dijo Juncker. “Europa nos comprará más gas, es un gran mercado”, dijo Trump. Es una concesión conspicua de la UE, dado que el gas estadounidense cuesta, en promedio, un 20% más que los precios del mercado internacional.

Y nuevamente, los 28 países de la UE comprarán más soja de productores estadounidenses, “pero dentro de los límites establecidos por nuestras reglas”, explicó Juncker. Es un paso dado por la Casa Blanca para apaciguar el levantamiento de los agricultores del medio oeste, afectados por las contramedidas impuestas, no solo por los europeos, sino también por México, Canadá y China. Ayer, sin embargo, la Casa Blanca dio luz verde a un plan para apoyar al agricultor por un valor de 12 mil millones de dólares.

¿Qué traen los europeos a casa? La cuarta aprobación del acuerdo estipula la eliminación de los aranceles impuestos por los Estados Unidos a la importación de acero (25%) y aluminio (10%). Al mismo tiempo, desaparecerán las contramedidas adoptadas por la Comisión Europea sobre productos estadounidenses (desde jeans hasta Bourbon).

Pero el resultado más importante es político. Los europeos querían detener la escalada de la guerra comercial, antes de que la subida de los aranceles llegara a sectores estratégicos como el automóvil.

Los otros compromisos son más vagos o de largo plazo: la defensa común de los intereses de las empresas europeas y estadounidenses en las disputas internacionales y la reforma de la OMC, la Organización Mundial del Comercio.

El final no fue para nada obvio. El otro día, los diplomáticos de la Unión Europea explicaron en una sesión informativa confidencial: “La verdad es que ni siquiera sabemos lo que quieren los estadounidenses”. Entonces, esta mañana Juncker llegó al despacho Oval con un enfoque político: “Somos socios muy cercanos, somos aliados, no enemigos. Creo que deberíamos hablar el uno con el otro y no el uno con el otro”.

En esta ocasión, Trump no dio ningún espacio a los periodistas por temor a preguntas sobre los escándalos sexuales o Rusiagate. La Casa Blanca, por otro lado, ha anunciado que la segunda reunión con Vladimir Putin «se pospone para 2019».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.