Las batallas del Bruc: la primera derrota de Napoleón en España

Conmemoracion La Batalla del Bruc contra los franceses en 1808

La Batalla del Bruc es un episodio muy significativo en la historia del pueblo español, pues supuso la primera derrota del ejército de Napoleón en España.

Inicio del conflicto: la anexión francesa de Cataluña

Fue en el año 1808 cuando el general francés, Guillaume Philibert Duhesme, se dirigió a Barcelona para instalarse para gobernar toda la región de Cataluña, pues Napoleón había decretado que a partir de entonces quedaba incorporada al Imperio francés.

Esto se pactó en el Tratado de Fontainebleau, en el cual se acordaba que las tropas francesas entrarían y se acuartelarían en España para invadir, posteriormente, Portugal. Este control francés provocó una fuerte crisis económica en la región, lo cual unido al rencor que muchos catalanes le tenían a los franceses, provocó que estos no fueran muy bien recibidos.

En ese contexto, empezaron a llegar noticias de lo que ocurrió en Madrid el 2 de mayo, avivando así el odio que sentían los catalanes hacia sus invasores. Por tanto, el general francés Duhesme avisó: cualquier población, por pequeña que fuera, que se atreviera a levantarse contra Francia, sería despojada de sus privilegios y desarmada.

Te puede interesar: el nacionalismo catalán a lo largo de la historia.

El motín

A su vez de lanzar ese aviso, se ordenó que todos los municipios entregasen todo papel oficial utilizado para la redacción de documentos públicos. Este hecho provocó un auténtico motín en Manresa, lo que generó una confrontación armada en los terrenos del Bruc.

A principios de junio, se procedía a repartir en Manresa el nuevo papel oficial cuando los habitantes de la zona no lo permitieron: requisaron todo el nuevo papel sellado y lo quemaron en una hoguera en la plaza del mercado . Después de eso, se abrió el balcón del ayuntamiento, y una comitiva dirigida por el alcalde, gritó a favor de Fernando VII, de la religión y la patria. Debido a esto, el gobernador sentó las bases para un alzamiento contra las tropas de Napoleón.

Con ello, el gobernador demostraba su apoyo a su gente, además de declarar su visto bueno a la formación de milicias para combatir a los franceses. Se creó una Junta Provisional de Gobierno, con lo que solo quedaba armar al pueblo y prepararlo para la inminente respuesta que iban a recibir por parte de los franceses, quienes sin ninguna duda no iban a tolerar lo ocurrido con el papel sellado.

Mito de las batallas de Bruc

Así es como llegamos al mito de las batallas de Bruc: se utilizó un único tambor para hacer retroceder a las tropas de Napoleón que intentaban entrar en Manresa. Las características del terreno provocaron que el ruido del tambor se multiplicase, haciendo creer a los franceses que se acercaba una gran tropa para combatir. Así, entraron en pánico y se consiguió que el ejército de Napoleón iniciase la retirada, proclamando así su primera derrota en España. Fue este gesto el que impulsó al resto de la población española para alzarse en armas contra sus invasores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.