Régimen económico matrimonial ¿Cuál escoger?

Régimen económico matrimonial

En el momento de contraer matrimonio es preciso determinar el régimen económico matrimonial. Se trata de una decisión condicionante para el futuro familiar, por lo que debe ser una decisión tomada con conciencia, suficiente información y el acompañamiento de un profesional con especialización y experiencia en derecho de familia que funcione como consejero en este caso.

¿Bienes gananciales o separación de bienes? Esta es una de las dudas más comunes entre los futuros recién casados. La respuesta a esta incógnita afecta a las parejas no solo en caso de divorcio, sino también en el caso que alguno de los dos tenga una empresa, ya que las responsabilidades adquiridas por uno, se transfieren al cónyuge.

Consultar Abogados de Familia Barcelona puede ayudar a la pareja a esclarecer este tema y tomar la decisión más apropiada en función a sus intereses personales. Esta conciliación previa y en términos amigables ahorraría muchas complicaciones futuras en caso de separación, pues ambas partes tendrían claridad sobre los derechos adquiridos y aquellos a los que ya renunciaron.

¿Qué es un régimen económico matrimonial?

Se entiende como un conjunto de reglas de carácter dispositivo, indicando que los cónyuges tienen la posibilidad de adaptarlas a sus necesidades particulares, siempre manteniendo el respeto mutuo de derechos. Para esto se presentan las capitulaciones matrimoniales, un documento  absolutamente libre que nace de los intereses personales de la pareja.

En cualquier caso, para llegar a un acuerdo previo al matrimonio que resulte de una conciliación respetuosa, abierta y sincera, es una excelente idea dejarse guiar por un abogado con la suficiente experiencia en el tema para ofrecer consejos y recomendaciones para elegir el régimen más ajustado a sus necesidades reales.

¿Qué opción de régimen económico matrimonial deberíamos escoger?

Según la legislación Española, las parejas pueden adherirse a diferentes regímenes económicos. Esto se realiza por mutuo acuerdo y, sin duda, resulta una buena idea poder contar con un abogado especialista en el tema, sea una abogada de familia o Abogada Divorcio Barcelona, ya que los profesionales de estas dos áreas tienen un gran conocimiento sobre regímenes económicos.

Entre las opciones disponibles, se encuentran:

Regímenes de comunidad

En estos se crea un patrimonio conjunto. De este tipo, los más frecuentes son las comunidades de gananciales, que abarcaría todas las ganancias obtenidas por ambos cónyuges a lo largo de la relación matrimonial y la comunidad universal, que incluye los bienes presentes y futuros de la pareja.

Regímenes de separación

Caracterizados por la división de bienes. Prevalece la participación en las ganancias, donde los bienes permanecen separados y, en caso de divorcio, se realiza el cálculo de las ganancias obtenidas por ambos durante la relación matrimonial para realizar la división a partes iguales.

En caso de no seleccionar o pactar expresamente ningún régimen, quedaría establecida una sociedad de gananciales, ya que no puede ni debe existir un matrimonio sin acogerse a un régimen económico. También es posible realizar el cambio entre regímenes, siempre y cuando este cambio no vulnere de ninguna forma los derechos de alguno de los cónyuges.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.