¿Por qué es importante tener un seguro de hogar?

Seguro de hogar

Contratar un seguro de hogar es una de las estrategias más eficientes para proteger tu patrimonio mueble e inmueble. En la actualidad, nuestra vivienda se convierte en uno de los bienes más preciados y no es buena idea escatimar en su protección, especialmente cuando se ha contraído una deuda a largo plazo con alguna institución bancaria.

¿Qué es un seguro de hogar?

El seguro de hogar ingresa en la categoría de seguros patrimoniales, los cuales tienen como objetivo proteger nuestros bienes personales o de empresa, cubriendo una variedad de daños ocasionados por hurto, accidentes, eventos climáticos o daños en el edificio a causa de incendios, entre muchas otras situaciones.

Razones por las cuales es buena idea contratar un seguro de hogar

Son muchas las razones por las que resulta una buena idea la contratación de una póliza de seguro de hogar, entre ellas se encuentran:

Responsabilidad civil

En caso de accidentes que ocurran dentro de tu propiedad y afecten a los bienes o salud de terceros, es buena idea contar con el apoyo de un seguro de hogar. En estos casos, el seguro se haría responsable de cubrir las indemnizaciones correspondientes al caso, solventando la situación para beneficio de las víctimas y protección del propietario.

Respaldo frente a la inseguridad

Con el incremento en la tasa de delincuencia y la cantidad de robos que se producen anualmente en viviendas, se convierte en indispensable poseer una póliza de este tipo con el objetivo de tener respaldo en caso de tener que afrontar una situación como el hurto de nuestras pertenencias.

Defensa jurídica

Los seguros de hogar suelen incluir abogados a disposición de los clientes, con el objetivo de proporcionarles asesoría legal, la cual puede ser bastante útil en una gran variedad de casos.

Protección contra daños ocasionados por fenómenos atmosféricos

Aunque no tienen cobertura sobre todos los eventos climáticos existentes, si resultan útiles en casos específicos. Por lo general, incluyen cobertura por inundaciones debido a precipitaciones intensas, daños por pedrisco, rayos, viento y nieve. Existen desastres naturales de carácter extraordinario que no siempre son cubiertos por la póliza, por lo que se tendrían que evaluar las condiciones.

Incendios y explosiones

Los incendios y las explosiones son accidentes domésticos bastante comunes y contratar un seguro de hogar sería la forma más sencilla de afrontar todos los daños derivados de esta clase de eventos.

Rehabilitación de inmuebles

Tras un accidente, todo el proceso de rehabilitación de la vivienda pesará sobre el propietario. Algunas pólizas de seguro incluyen la opción de recibir una compensación suficiente para afrontar los gastos de rehabilitación de la propiedad, especialmente cuando es la única vivienda que posee la familia.

Cobro de alquileres

Una opción que cada vez gana mayor relevancia es la inclusión de cláusulas que protegen al propietario de una vivienda en caso de que su inquilino incumpla con el pago del alquiler. Esta suele ser una garantía adicional bastante interesante y que merece la pena considerar si eres alguien que recibe ingresos por alquileres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.