La alegría del taller casero

herramientas de un taller casero

En los tiempos que vivimos tener un pequeño rincón desde el que poder desconectar del mundo, desde el que poder construir, arreglar, mejorar, proyectar ideas… trabajar sobre lo que realmente nos gusta, no tiene precio.

Para los manitas, para aquellos que sienten la necesidad de intentarlo antes de recurrir a un experto, para los que gustan de diseñar y crear su entorno desde la misma base, para el artesano ocasional, tener un taller en su casa donde pasar las horas sumido en el trabajo manual es un placer inconmensurable.

No podemos negarlo, quien tiene un taller particular tiene un pequeño tesoro, y quien tiene un jardín para poner en práctica y desarrollar sus ideas, proyectos y trabajo, tiene un trozo de cielo.

Para este tipo de gente que encuentra su verdadera esencia en el arte del trabajo artesano, contar con un buen surtido de herramientas para bricolaje y herramientas de jardín, como los que podemos encontrar en la web especializada herramientas10, representa el punto exacto entre el deber y el placer. Para cada esfuerzo, un instrumento, para cada detalle, una herramienta, todo ordenado y visible, para facilitar la proyección y la creación de un entorno único y exclusivo, hijo directo de la capacidad creativa y del trabajo placentero.

Herramientas necesarias para un taller de bricolaje

Sin llegar al grado de especialización profesional, hay toda una serie de herramientas que se consideran imprescindibles para realizar la mayor parte de los trabajos domésticos, tanto para el mantenimiento como para la mejora de nuestro hogar.

Imprescindible es un conjunto completo de destornilladores, de estrella, de pala, de varios tamaños… y es que la mayoría de los objetos, muebles, electrodomésticos de nuestra casa están ensamblados con tornillos. En este sentido, también será útil contar con un juego completo de llaves Allen para aquellos tornillos con cabeza hexagonal. Al igual de importante que un martillo, también existen varios modelos; de uña, de bola (de acero), de perforación (para cincelar), el mazo, de tapicero, de mecánico, de goma…

Siguiendo un cierto orden de importancia, aunque esto es muy relativo, seguirán la llave inglesa o un conjunto de llaves fijas para enroscar o desenroscar tuercas, los alicates, que son útiles tanto para cortar como para pelar cables, sujetar piezas, y también para enroscar y desenroscar tuercas, entre otras muchas acciones.

cobertizo de jardin de almacenamiento de punta

El serrucho y la sierra, la caladora, taladora, sierras circulares, lijadoras… y otras herramientas específicas para tratar la madera principalmente, aunque también aluminio, plástico, o hierro. En esta pequeña sección podremos incluir el cutter para cortar cartón, papel, plásticos finos, telas…

Otros elementos importantes, pero para pegar y unir, son las cintas aislantes, bridas, colas y pegamentos, cinta americana… en algunos de estos trabajos, nos será útil una mordaza, gatos sargentos… para mantener agarradas las piezas a unir. No debemos dejar atrás un nivel, espátulas, un taladro y brocas, lijas, una cinta métrica, lápiz y rotulador, un maletín con diferentes tacos, tuercas, arandelas, tornillos… todo ordenado por tipo y tamaño, una pistola de silicona, guantes, brochas…

Herramientas necesarias para el mantenimiento del jardín

Los aparatos y útiles utilizados para cuidar y mantener los exteriores naturales de nuestra vivienda son completamente distintos a las herramientas mencionadas en el apartado anterior. En este caso, sí es importante un equipo de protección personal, ya que tratamos con herramientas de corte y materiales que pueden saltar o arañar, como las ramas de los árboles, así que unos guantes y unas gafas son muy recomendables.

En cuanto a las herramientas propiamente dichas, el escardillo es fundamental para cualquier jardín, es una pequeña azada por un lado y dos puntas por el otro, poco pesado para trabajos más cuidadosos que la azada tradicional de mango largo. Con el escardillo quitaremos fácilmente las malas hierbas y nos permitirá entrecavar y airear la tierra de nuestro jardín.

Otras herramientas importantes son las tijeras de podar, que pueden ser cortas, de dos manos, o de hoja larga, la manguera para regar las plantas, por muy difícil que sea el acceso, y si podemos permitírnoslo, lo correcto será instalar un sistema de aspersión o por goteo con lo que ahorraremos tiempo de trabajo y cantidad de agua.

La pala es otra de esas herramientas imprescindibles en jardinería, las hay de varios tamaños y formas; para mover tierra, trasladarla, cavar agujeros… El rastrillo también debe ser incluido en este apartado de herramientas útiles e imprescindibles, ya que es lo mejor para recoger las hojas caídas y limpiar el jardín, además de nivelar el suelo.

Menos imprescindibles, pero útiles, depende del campo que se tenga en propiedad, son las desbrozadoras, un medidor de Ph para saber la fertilidad del suelo y saber qué podemos plantar o cultivar, un corta césped, un contenedor de compost para reciclar los restos de nuestro jardín…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.