4 estrategias de crecimiento digital que son efectivas de cara al branding

Crecimiento digital

La competencia en Internet es más elevada que nunca. Indistintamente del sector abarcado son decenas, centenares e incluso miles las alternativas por las que puede optar un usuario. Así pues, ¿cómo conseguir que los potenciales clientes que navegan a diario por la red acaben accediendo a la web de una empresa en concreto?

Potenciar el branding es esencial para tal fin. En Europa Digital hemos hecho un repaso de cuatro estrategias que resultan idóneas para mejorar la imagen de marca de una compañía, dando pie a que crezca en el entorno virtual y adquiera una gran visibilidad con todos los beneficios que ello conlleva.

Publicar artículos regularmente en un blog propio

En primer lugar es altamente recomendable disponer de un blog accesible a través del portal online que se pretende potenciar. Un claro ejemplo es el de Óptica Óptima, ubicando el enlace a su página de artículos en el menú superior para que cualquier usuario dé fácilmente con dicha sección.

En este caso los contenidos publicados guardan relación con la salud visual, adquiriendo una especial relevancia los consejos dados por especialistas del sector. Sea cual sea el ámbito al que pertenezca la marca es imprescindible que los textos resulten interesantes para el cliente potencial. Es decir, deben respetar la temática de la empresa en cuestión.

A día de hoy es uno de los métodos más efectivos para crecer a nivel digital. Multitud de lectores acuden al blog, obteniendo una mayor cantidad de visitas. De todas ellas un cierto porcentaje pasa a convertirse en clientes de la compañía, aumentando la facturación y pudiendo destinar parte de los ingresos a aplicar las otras estrategias que detallaremos más adelante.

Conviene destacar el hecho de que la publicación regular de artículos es vista con muy buenos ojos por los algoritmos de Google. Por muchos cambios que introduzcan en él, siempre es valorado el hecho de que una web disponga de un blog y vaya actualizándolo con buen contenido.

Obtener tales resultados exige ofrecer artículos de calidad. Más allá del interés que despierten, todos ellos han de ser originales para que el motor de búsqueda otorgue relevancia al blog y, por ende, eleve a lo más alto a la página web del negocio haciéndola crecer exponencialmente.

Mantener activos los perfiles de las redes sociales

Es innegable que, en los tiempos que corren, las redes sociales son de vital importancia para el crecimiento digital. Y es que es inviable trasladar una buena imagen de marca si, por ejemplo, los perfiles en servicios como Facebook, Twitter e Instagram permanecen inactivos.

Estrategia digital

Cada vez más usuarios consultan las cuentas de aquella empresa que es de su interés. Un aspecto que puede determinar si finalmente dan el paso o no de confiar en la citada compañía es la fecha del último tweet publicado, amén de la celeridad demostrada a la hora de atender a los clientes que solicitan ayuda o comunican incidencias.

Invertir en Community Management da pie a unos resultados visibles en poco tiempo en lo que se refiere al potenciamiento de la marca. Tanto es así que incluso las PYMEs con una reducida cifra de trabajadores no dudan en hacer el esfuerzo necesario para mantener activos sus perfiles.

Organizar sorteos

Una buena manera de tener actividad en redes sociales como Twitter consiste en organizar sorteos. Lo más recomendable es premiar al ganador con alguno de los productos o servicios comercializados por la marca cuyo branding está siendo mejorado.

Es una estrategia excelente para darlos a conocer, puesto que las participaciones se consiguen por ejemplo compartiendo la publicación en la que se anuncia el sorteo y el premio al que pueden optar quienes hagan retweet, mencionen a alguien en su muro de Facebook, etcétera.

Gracias a la viralidad que adquieren este tipo de contenidos no es difícil conseguir notoriedad. El desembolso a efectuar para dar algún que otro premio es amortizado con creces abriéndose a muchos potenciales clientes que hasta el momento desconocían la existencia del negocio.

Implementar un programa de referidos

A nivel tecnológico esta estrategia es la más complicada de llevar a cabo. Y es que la implementación de un buen programa de referidos no está a la altura de cualquier empresa. Grandes tiendas como Amazon ya cuentan con el suyo propio, aunque poco a poco va dejándose ver en comercios de menor tamaño.

¿En qué consiste? Básicamente en premiar a los usuarios que comparten los productos o servicios de una web. Por ejemplo, si un cliente le recomienda un teléfono móvil a otro usuario y acaba adquiriéndolo, dicha transacción origina una comisión sin que al internauta se le incremente el precio final.

La comisión es recibida por el individuo que recomendó el producto a través de un enlace propio generado a través del sistema tecnológico anteriormente mencionado. Gracias a ello se fomenta el boca a boca que tan relevante es en plena era digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.