Controla las plagas en verano con estos consejos

Controla las plagas

Se acerca el verano, la época de disfrutar del calor, de los chapuzones y de las comidas refrescantes. Desafortunadamente, también es la época en la que empiezan a aparecer más y más plagas en el interior del hogar, y saber combatirlas es clave para poder disfrutar al máximo de estos meses que tanto significan para tantas personas.

Aquí no solo vas a ver cuáles son las plagas domésticas más frecuentes en verano, también te vamos a explicar cómo puedes evitarlas y combatirlas. Aunque ya te lo adelantamos, procura tener siempre cerca el teléfono de un equipo de especialistas, porque sus remedios frente a estas invasiones siempre serán los mejores que podrás encontrar.

Cómo evitar y combatir las plagas de verano

Para estar preparado frente a cualquier plaga, el consejo más importante de todo es intentar mantener la mayor limpieza posible. Cualquier insecto o animal que se cuele en una casa puede tener una mayor atracción hacia esta si hay muchos residuos, restos de comida o suciedad en general. Asimismo, es fundamental también tapar o sellar cualquier tipo de agujero o hueco que les permita acceder al interior de tu vivienda. Esas dos son las reglas principales.

A partir de ahí, hay mucho más que tratar. Sí debemos partir de que, en el momento en el que haya una plaga prominente, debes acudir inmediatamente a profesionales, ya que son los únicos con los métodos, el equipo y el material necesarios para poder combatir cualquier invasión no deseada eficazmente. En ese sentido, Pineda Servicios Integrados es una empresa de control de plagas, desinfecciones y limpiezas profesionales que presta servicios en toda España y que es todo un referente del sector. Su ayuda puede serte de gran utilidad.

En caso de tener un jardín, también es sumamente importante cuidarlo al máximo. Los entornos naturales son auténticos paraísos para las plagas de verano, así que hay que preocuparse de realizar un mantenimiento con constancia, eliminando malas hierbas, inspeccionando plantas y regando siempre que sea necesario.

Control de plagas

Además de todo eso, también es necesario evitar el estancamiento de agua en cualquier tipo de superficie, quitar obstrucciones en canalones e incluso ventilar con frecuencia y limpiar con cuidado todo tipo de alfombras que se tengan. La clave está en el orden y la higiene, a partir de ahí, cualquier cuidado especial que se pueda tener siempre es positivo para evitar las plagas. A la hora de combatirlas, eso sí, la clave siempre está en acudir a los mejores profesionales, solo ellos saben cómo actuar, dónde y con qué. Evita intentarlo por tu propia cuenta, el resultado puede ser mucho peor.

¿Cuáles son las plagas más habituales en los meses de calor?

Viendo todas las posibilidades que se manejan a lo largo del año, el verano es la época en la que más se concentra el problema de las plagas. Muchos territorios ven cómo sus temperaturas se disparan, como también sube la humedad, y eso provoca un entorno propicio para que diferentes tipos de animales o insectos comiencen a colarse en las viviendas y a causar estragos.

Por lo general, hay tres tipos de plagas en concreto muy frecuentes en verano, aunque se pueden encontrar otras tantas más. Aquí vamos a ver las 3 más frecuentes, para las que te conviene tener en cuenta los consejos vistos anteriormente:

Hormigas, cucarachas y ratones, el trío más presente

Las 3 plagas que todo ya conocen y que, seguramente, ya más de uno haya experimentado. Las hormigas suelen aparecer con mucha más frecuencia en verano, cuando llega el calor. El problema de estas es que, cuando ves una, probablemente es porque hay muchas más en alguna zona cercana de casa. Se cuelan por los rincones más diminutos e insospechados y, aunque inofensivas, pueden ser bastante molestas. Ten mucho cuidado con los suelos mal barridos, son su especialidad.

Las cucarachas también son bastante frecuentes y siempre aparecen cerca de zonas húmedas. Su presencia se intensifica en lugares con mucha densidad de población, en los que tienen comida, refugio y agua más que suficientes para vivir y para multiplicarse. Si hay una en tu casa, ten por seguro que hay más y que vas a tener que tomar medidas cuanto antes. Son inofensivas, pero pueden contagiar enfermedades de toda clase, incluso contaminar la comida.

Algunos pueden parecer adorables, pero un ratón puede dejar al día más de 3.000 microgotas de orina por toda la casa, con el consecuente riesgo de infección por virus y/o bacterias. Suelen colarse sobre todo en cocinas y despensas, así que son los lugares que más debes vigilar. Normalmente, sus restos suelen delatar su presencia y, para ello, nada como una buena trampa o, si hay muchos, un buen equipo antiplagas.

Ten muy presente todo lo explicado y prepárate en caso de plaga. ¡Pero no olvides disfrutar del verano!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.