Cómo conseguir siempre el afeitado perfecto

Como conseguir siempre el afeitado perfecto

¿Quieres saber cuál es el secreto de un afeitado perfecto? Aunque parece sencillo, para conseguir un afeitado impecable es necesario contar con las herramientas adecuadas. Se trata de un ritual que comienza con la preparación de la piel y que culmina con la hidratación para reparar el daño causado.

Una buena recortadora de barba de calidad será fundamental en este proceso. Por ello, debes elegir la que mejor se adapte a tus necesidades y estilo de vida. En el mercado existen diferentes opciones y una amplia gama de precios en lo referente a máquinas de afeitar.

Hoy te contaremos cuáles son los secretos para conseguir siempre un afeitado perfecto, causando el menor daño a la piel.

Paso 1: Lava tu rostro

El primer paso será preparar la piel del rostro para ser rasurada. Limpia con un gel limpiador suave, así lograrás eliminar la suciedad y las células muertas.

De esta forma se ablanda la piel y el vello puede ser eliminado de manera más simple, evitando el daño en la dermis.

La exfoliación es preferible hacerla la noche anterior si vamos a afeitarnos por la mañana y será necesario aplicar aceites hidratantes específicos para preparar la piel. El aceite de almendras es una buena opción.

Paso 2: Aplica una espuma de afeitar

Los geles, cremas o espumas de afeitar son totalmente necesarios cuando nos afeitamos con maquinillas de hojillas, ya que permiten que las mismas se deslicen fácilmente y causen la menor irritación sobre la piel.

En caso de utilizar alguna de las máquinas de afeitar eléctricas de calidad profesional que se encuentran en el mercado, puedes igualmente utilizar cualquier clase de espuma de afeitar disponible en el mercado, siempre que las especificaciones técnicas del artefacto lo permitan.

Con respecto a la elección de la espuma, debes conocer las necesidades de tu piel. En el mercado existen cremas para pieles sensibles, hipoalergénicas, para barbas duras y otras que ayudan a tratar los vellos faciales enquistados, así que tienes diferentes opciones para escoger.

Afeitado perfecto

Paso 3: Aféitate

Este es el momento de la verdad. Debes pasar la máquina de afeitar o afeitadora eléctrica por todas las áreas del rostro donde desees eliminar el vello.

Intenta no cortar a contrapelo, porque es la forma de corte más agresiva y aumentarás la irritación posterior al afeitado.

Si tienes barba larga, será mejor que la recortes al máximo primero y luego la rasures. ¡Tomate todo el tiempo que necesites! Un afeitado perfecta implica un poco de paciencia, ya que hacerlo con apuro puede causar mayor daño a la piel.

Paso 4: Hidrata la piel

Una vez que termines todo el proceso, limpia tu rostro con abundante agua fría, de esta forma consigues que los poros se cierren.

Aplica una crema para después de afeitar, las cuales tienen propiedades desinfectantes y reconstituyentes de los tejidos, con lo que lograrás una rápida recuperación del daño causado por la máquina.

Hidrata tu piel durante el día y utiliza un protector solar. Con esto habrás finalizado el ritual de afeitado, tan necesario para la buena presencia de todo hombre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.