La ciencia detrás de las tragaperras

Ciencia detrás de las tragaperras

La ciencia está presente en todas las cosas. Por lo tanto, es esperable que también sea parte del mundo de los juegos de azar.

El método científico en este ámbito específico, a base de observación y experimentación, ha contribuido en el desarrollo de modelos complejos de probabilidades. Pero ¿en qué consiste la matemática del azar? ¿Cómo funcionan las tragamonedas?

Modelos científicos y probabilidades

Las tragamonedas parten de una gran variedad de reglas que permiten su funcionamiento. De hecho, hay varios modelos que las regulan. Pero la aleatoriedad es fundamental, es el aspecto esencial en el diseño de los juegos de tragamonedas.

A decir verdad, muchas personas creen que los juegos dan prioridad a la casa de apuestas. Pero, en verdad, se regulan por el principio de aleatoriedad. Los sistemas de aleatoriedad nunca han sido hackeados por un usuario. Ahora bien, en el pasado, sí hubo un casino poco confiable que copió la estructura de juegos conocidos para colocarlos en su sitio, y cambió las matemáticas para beneficiar a la casa de apuestas. Esto, por supuesto, es una práctica ilegal. Por eso, siempre es muy importante chequear las licencias del casino de las tragaperras online. El casino debe contar con una acreditación por parte de la autoridad de juegos competente del territorio.

El uso de RNG

Cada vez que un usuario hace un clic para iniciar el giro de las ruedas, se activa un generador de números aleatorios. Sus siglas en inglés son, justamente, RNG (Random Number Generator, es decir, generador de números aleatorios). El RNG se activa para mezclar los carretes, y utiliza algoritmos complejos diseñados para brindar un resultado completamente aleatorio en cada giro.

Algunas personas han intentado acceder a los códigos fuentes de diversos juegos para predecir el resultado de los giros, pero está diseñado de tal manera que siempre sea aleatorio e impredecible.

Esto es sumamente importante, ya que las compañías diseñan algoritmos que luego operan de manera independiente, y, por lo tanto, realizan los pagos cuando los números coinciden, sin un control específico sobre los pagos.

En teoría, un usuario puede lograr una combinación ganadora dos veces seguidas en sus dos primeras veces, o pasar años girando la rueda sin obtener ninguna coincidencia.

Las tragamonedas no establecen un tiempo de pago ni una cantidad de giros después de los cuales una máquina está programada para ganar. De hecho, esta es una práctica ilegal, ya que podría dejar a los jugadores en una enorme desventaja.

El funcionamiento del RNG es simple. Primero, el software configura un algoritmo con un valor inicial. Para que se ejecute repetidamente debe haber un comienzo. Este valor deriva en una serie de acciones y operaciones repetitivas que ocurren en el software. Pueden ser procesos en ejecución, el patrón específico de un clic, o el conjunto específico de pulsaciones de una tecla o un reloj de la computadora.

Entonces, cada símbolo en el carrete tiene un valor específico asignado. Cuando los carretes giran, el algoritmo RNG arroja números únicos, a una velocidad de cientos por segundo. Cada símbolo tiene una ponderación única. Esto quiere decir que, en un juego con 24 símbolos por carrete, las posibilidades de que un símbolo caiga en un carrete en particular son, efectivamente, una en veinticuatro y completamente aleatorias.

Uso del RTP

El valor de retorno al jugador, o RTP (Return to Player, en inglés) permite saber cuánta cantidad de dinero, y durante qué período de tiempo, devuelve el juego. Generalmente, el valor se representa con un porcentaje. Por ejemplo, una ranura con un valor de RTP del 96% significa que, literalmente, por cada 100 euros que apueste el usuario, la máquina devolverá 96, durante un período específico de tiempo.

Los juegos de tragamonedas en línea, en su gran mayoría, suelen tener un RTP que va entre el 95 y el 98%. El promedio general es de 96%. Independientemente de la volatilidad, las probabilidades de ganar son inferiores en una tragaperras que tenga menos del 95% de RTP.

Un factor importante a tener en cuenta es que, por cada 100 euros, la casa de apuestas puede ganar 4. Si bien el RTP indica cuánto puede esperar recuperar, no indica con qué frecuencia o qué tan pronto puede esperar recuperarlo.

Este valor es teórico y un cálculo estadístico. Aun así, es posible que ayude a los usuarios a comprender qué esperar y qué probabilidades hay de ganar según el número de RTP.

En suma, hay varios aspectos matemáticos y científicos que están detrás de cada máquina, que determinan su funcionamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.