Cancelar tus deudas, primer paso para mejorar tu perfil crediticio

Pagar deudas

El historial crediticio de una persona es su carta de presentación ante las entidades financieras. Cada vez que queremos solicitar un crédito, un préstamo e incluso necesitamos contratar algunos servicios, las instituciones realizan el análisis de nuestro perfil crediticio y, en función a este, determinarán si somos sujetos susceptibles a crédito.

Cuando se tiene un reporte ante ficheros de morosidad por haber caído en situación de impago, las instituciones financieras limitarán el acceso a sus productos o servicios, especialmente todos aquellos relacionados con préstamos y créditos. Esto supone una limitante en la sociedad moderna, por lo que resulta fundamental aprender a mejorar nuestro perfil crediticio.

¿Qué es un perfil crediticio y cómo podemos mejorarlo?

El perfil crediticio o historial crediticio, es un informe que muestra toda nuestra información financiera relacionada con el pago de facturas, deudas pendientes, comportamiento de pago y muestra las ocasiones en las que se ha incurrido en una situación de impago. Este informe permite evaluar el nivel de riesgo que representa una persona para el sistema financiero.

Las instituciones utilizarán este informe para la aprobación o rechazo de solicitudes de financiación, según el nivel de confianza que pueda acreditar un usuario. Si asumiste una deuda y fuiste incluido en ficheros de morosidad como ASNEF, necesitarás cancelar deudas y limpiar tu perfil crediticio antes de someterte a una evaluación para obtener nueva financiación.

Entonces, salir de deudas sería el primer paso para mejorar tu perfil crediticio. Una de las formas más eficientes de limpiar este perfil y ser nuevamente sujeto de crédito, sería renegociar las deudas con los acreedores, agruparlas y pagarlas cuanto antes. Este es un recurso bastante común para el que empresas especializadas, como Repagalia, pueden servir de gran ayuda por su experiencia en el tema.

Pasos para obtener un buen perfil crediticio

Una gran ventaja es que en España no existe un sistema crediticio basado en puntos como ocurre en Estados Unidos y otros países. Las instituciones financieras se basan en dos recursos esenciales para conocer el comportamiento del usuario y evaluar su perfil de riesgo:

  • CIRBE (Central de Información de Riesgos del Banco de España). Una base de datos que recoge información sobre todos los créditos y préstamos activos que tiene cada ciudadano español, emitiendo informes mensuales a las entidades financieras.
  • ASNEF (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito). Base de datos enfocada en el registro de impagos, gestionada por Equifax. A este fichero puede acceder cualquier entidad asociada para conocer las obligaciones de pago que han sido incumplidas por una persona.

Entonces, evitar caer en situación de impago o saldar las deudas lo antes posible, mantener un balance positivo en tus cuentas bancarias y tener una línea de crédito abierta pero evitando el sobreendeudamiento, son algunas de las medidas que puedes tomar para mantener un buen perfil crediticio.

Finalmente, si la situación de endeudamiento se vuelve apremiante, es posible optar por la reunificación de deudas, agrupándolas en una hipoteca para así limpiar el historial crediticio y conseguir pagar una cantidad de dinero menor cada mes, lo cual devolvería el equilibrio a la economía familiar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.