Calderas Viessmann de condensación, tecnología alemana hecha a tu medida

Calderas Viessmann de condensación

Las calderas de condensación son artefactos con la capacidad de calentar agua entre 40 y 60 °C a través de un proceso mucho más eficiente que el utilizado por las calderas eléctricas. Utilizan gas como fuente de energía, con emisiones reducidas de CO2, razón por la cual gozan de gran demanda y una buena reputación entre los miles de usuarios que poseen este sistema instalado en sus hogares.

Las calderas de gas Viessmann ofrecen una serie de ventajas interesantes frente a otros sistemas y marcas. En las siguientes líneas conoceremos en detalle las características de este sistema, sus beneficios y las opiniones de usuarios de este artefacto de gran utilidad en el hogar.

¿Cómo funciona una caldera de condensación?

Las calderas Viessmann de gas natural, utilizan el gas como fuente de combustible, con el cual se forma dióxido de carbono y agua en estado gaseoso. El vapor que proviene de los gases es condensado en la caldera, generando la suficiente energía térmica para calentar los espacios del hogar.

Este sistema es uno de los más eficientes a nivel energético, consiguiendo un rendimiento que supera el 100%, en comparación con las calderas tradicionales que tienen una eficiencia del 80%. La tecnología incorporada en las calderas de la marca Viessmann es superior a la de cualquier otro sistema similar, principalmente gracias a que el fabricante ha incorporado mejoras considerables en cuando a diseño y eficiencia.

Interior caldera Viessmann Vitodens

Uno de los avances más interesantes es la posibilidad de controlar el sistema por medio de WiFi e incorporarlo a diferentes sistemas de domótica. Esto permite que el usuario pueda regular la temperatura del ambiente a distancia o hacer que el sistema responda a una programación específica en los horarios que sean más convenientes para los miembros del hogar.

Ventajas de instalar una caldera de condensación Viessmann

Una de las ventajas que se obtiene es el considerable ahorro. Los precios de las calderas Viessmann, incluyendo la compra e instalación, y la facturación mensual de gas, promediará un gasto inferior a los sistemas eléctricos.

La electricidad es mucho más costosa que el gas natural. Además, en ocasiones existen incentivos para realizar el cambio hacia este sistema, por lo cual el ahorro puede ser aún mayor a largo plazo.

Entre las opiniones de las calderas Viessmann de condensación, nos encontramos con que los usuarios reportan un ahorro del 25% en la factura de gas, frente al consumo de una caldera que trabaje con electricidad.

Adicionalmente, las calderas de condensación tienen una emisión menor de CO2 y otros gases nocivos, por lo cual resulta más amigable con el medio ambiente que otras opciones. Al aprovechar el vapor de agua, su rendimiento es también superior, con una tasa de eficiencia que supera el 100%.

Con todas estas ventajas, beneficios y opiniones favorables, se hace mucho más sencillo tomar la decisión de adquirir e instalar en casa este sistema de calefacción que permite ahorrar energía, dinero y, además, colaborar en cierta medida con la estabilidad del medio ambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.