Aspectos clave al comprar una finca rústica

Comprar una finca rústica

La compra de un inmueble supone un paso importante en la vida de cualquier persona y no es diferente cuando se trata de un solar o una finca rústica. Adquirir estas extensiones de terreno implica prestar atención a una serie de detalles importantes, como la evaluación del estado legal, jurídico y estructural de la propiedad inmobiliaria. Es importante tener a disposición la ayuda de un profesional especializado en alquiler y venta finca rústica y terrenos rurales, con el objetivo de disminuir las probabilidades de que se genere algún incidente negativo a lo largo del proceso.

A continuación, te describimos algunos de los aspectos clave a considerar durante el proceso de compra de una finca rústica.

¿Quieres adquirir una finca rústica? Existen 4 puntos clave que deberías considerar

La mejor forma de solucionar cualquier inconveniente es evitándolo. Las siguientes recomendaciones te ayudarán a realizar la compra de una finca rústica de forma sencilla y con bajas probabilidades de atravesar situaciones negativas o molestas en el trato con el vendedor y las gestiones propias de la compra-venta.

Establece objetivos claros antes de iniciar el proceso

Antes de iniciar siquiera la búsqueda de un terreno rural, es indispensable definir las necesidades y plantearse los objetivos de dicha compra. A partir de entonces, será posible enfocar la búsqueda según el tipo de actividad que se llevará a cabo en ella. Tanto el clima como la ubicación geográfica, el tipo de terreno y la calidad del suelo son temas clave para proyectos agrícolas.

Cubre todos los aspectos legales y fiscales correspondientes

Es necesario estar preparado para afrontar todo el papeleo que conlleva la compra de una finca rústica. No cumplir con todos los aspectos legales y fiscales correspondientes terminará por afectar al desarrollo del proyecto para el cual se haya destinado la tierra, además de entorpecer las negociaciones con el dueño de la propiedad y el proceso de compra-venta.

Firma un contrato de compraventa

También es necesario que, antes de pagar por la propiedad, hayas firmado un contrato de compraventa, ya que de lo contrario existen probabilidades altísimas de que termines con problemas legales en el futuro. Las estafas son un tema común entre compradores inexpertos, por lo cual siempre es buena idea contar con la asesoría profesional de un especialista.

Verifica las condiciones de la finca antes de completar el proceso de compra

El terreno de una finca rústica es clasificado como no urbanizable y, por ley, su uso se encuentra restringido a actividades productivas como la explotación agraria, forestal y pecuaria. Cualquier construcción adicional no relacionada, tendrá limitaciones, por lo que es necesario revisar las leyes de la comunidad autónoma y verificar las condiciones físicas y legales de la finca antes de comprar.

Tras aclarar todos los aspectos anteriores, podrás tener mayor tranquilidad de estar completando una negociación correcta. Una vez que se han realizado todos estos procedimientos, podrás realizar el pago por la propiedad y comenzar a disfrutar efectivamente de tu nueva finca rústica y darte el uso que tenías proyectado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.