Vox entra con fuerza en el panorama político español

Santiago Abascal, lider de Vox

Después de contar con más del 99% de los votos escrutados, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) registró el peor resultado de su historia en Andalucía. Cae de 47 a 33 escaños (de 109). Los obtenidos por sus aliados de Adelante Andalucía no le bastarán para alcanzar la mayoría absoluta de 55 de los 109 escaños y así formar un gobierno. El PSOE ha dirigido Andalucía, solo o en coalición, desde 1982, pero no ha logrado reducir el desempleo y se ha visto afectado por un gran escándalo en el que participan dos de sus ex presidentes.

Vox, liderado por Santiago Abascal, ingresa en el parlamento regional andaluz por primera vez. El partido de extrema derecha​, aunque algunos medios lo sitúan en la derecha del espectro político, nacido en 2013, se posiciona contra la inmigración ilegal y la independencia catalana. Se unió a la fiscalía en el juicio de separatistas acusados ​​de “rebelión” por su papel en asegurar la secesión de Cataluña el año pasado. Incluso quiere suprimir el Estado de las Autonomias en nombre del ahorro presupuestario y la defensa de la unidad de España y pide la abolición de la ley contra la violencia sexista, por ser desigual entre hombres y mujeres.

El partido ha superado los pronósticos de las urnas que le otorgaron, en el mejor de los casos, cinco escaños. “Los andaluces hicieron historia … y se libraron de 36 años de gobierno socialista”, dijo Santiago Abascal, celebrando su “triunfo”. Incluso antes de la publicación de los primeros resultados, Marine Le Pen, líder del Frente Nacional francés, tuiteó “cálidas felicitaciones” a los “amigos de Vox”.

Sánchez queda muy tocado tras los resultados electorales en Andalucía

La debacle del PSOE en Andalucía es un desaire para Pedro Sánchez, quien gobierna con una minoría de 84 escaños de 350 en Congreso de los Diputados. Debería convocar elecciones legislativas el próximo año, probablemente después de las elecciones municipales, regionales y europeas del próximo mes de mayo.

Por otro lado, el Partido Popular (PP) obtuvo 26 escaños, siete menos que en 2015, a pesar de todos los esfuerzos de su líder, Pablo Casado, quien sucedió al ex presidente Mariano Rajoy este verano. El domingo por la noche, Pablo Casado pidió el liderazgo del gobierno de la Junta para su partido y a Pedro Sánchez que convocara elecciones de inmediato.

Ciudadanos subió de 9 a 21 escaños pero no pudo superar al PP. “El cambio ha prevalecido en las elecciones andaluzas”, exclamó el titular de Ciudadanos, Albert Rivera. El ‘sanchismo’ ha recibido un golpe, ahora está a punto de hundirse en las urnas. Matemáticamente, en alianza, los dos partidos de derecha tendrían una mayoría de gobierno con una alianza sin precedentes con Vox.

“Advertencia antifascista”, exclamó el líder de Podemos, Pablo Iglesias, pidiendo a todos los grupos de izquierda que se movilicen “para defender las libertades, la justicia social, la fraternidad y, en última instancia, la democracia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.