El gobierno apoya la propuesta de Juncker de terminar con los cambios de hora en Europa

Cambio de Hora

La Comisión Europea tiene la intención de presentar propuestas para poner fin a los cambios de hora en Europa, tras los resultados preliminares de una consulta pública sobre los cambios de reloj, publicados el viernes. La consulta online, que se realizó del 4 de julio al 16 de agosto, recibió 4,6 millones de participantes de los 28 Estados miembros de la UE, el mayor número de respuestas recibidas en cualquier consulta pública de la Comisión. De acuerdo con los resultados preliminares, el 84% de los encuestados están a favor de poner fin al cambio bianual del reloj. El Ejecutivo español apoya la propuesta de Juncker para terminar con los cambios de hora en Europa. Sánchez creará un comité de expertos para estudiar si España debe cambiar la hora y admite que la propuesta está en estudio.

Millones de europeos utilizaron nuestra consulta pública para hacer oír su voz“, dijo la Comisionada de Transporte de la UE Violeta Bulc: “El mensaje es muy claro: el 84% de ellos no quiere que los relojes cambien más. Ahora actuaremos en consecuencia y preparar una propuesta legislativa para el Parlamento Europeo y el Consejo, que luego decidirán juntos “. Los resultados preliminares también indican que más de tres cuartas partes (76%) de los encuestados consideran que cambiar el reloj dos veces al año es una experiencia “muy negativa” o “negativa”. Los encuestados plantearon las consideraciones relacionadas con los impactos negativos en la salud, el aumento de los accidentes de tráfico o la falta de ahorro de energía como motivos para poner fin al cambio.

La consulta pública sigue una resolución del Parlamento Europeo en febrero de 2018, así como las solicitudes de los Estados miembros, partes interesadas y ciudadanos, dice la Comisión. La mayoría de los Estados miembros tienen una antigua tradición en el cambio de hora, muchos de los cuales se remontan a la Primera y Segunda Guerras Mundiales o a la crisis del petróleo en los años setenta.

A partir de los años ochenta, la UE adoptó gradualmente una legislación por la cual todos los Estados miembros acordarían coordinar el cambio de reloj y poner fin a las diferentes agendas nacionales. Desde 1996, todos los europeos han estado adelantando su reloj una hora el último domingo de marzo y una hora atrás el último domingo de octubre. El objetivo de las normas de la UE no era armonizar el régimen de tiempo en la UE, sino abordar los problemas, especialmente en los sectores del transporte y la logística, que surgen de una aplicación descoordinada de los cambios de reloj en el transcurso del año.

Paralelamente a la disposición del horario de verano en la Unión Europea, los Estados miembros aplican tres husos horarios diferentes o tiempos estándar. La decisión sobre el horario estándar es una competencia nacional. Los resultados finales de la consulta pública se publicarán en las próximas semanas. La Comisión confirma que presentará una propuesta al Parlamento Europeo y al Consejo con vistas a cambiar las actuales disposiciones de cambio de reloj.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.