División en las filas independentistas: Torra y Junqueras se distancian en el día de la Diada

Quim Torra ha participado en la ofrenda floral a la tumba de Rafael Casanova en Sant Boi de Llobregat en la Diada 2018

Un año después de la declaración unilateral de independencia, los partidarios de la misma movilizarán hoy martes a cientos de miles de personas en una manifestación para la celebrar el día de la Diada, que conmemora la caída de Barcelona en manos de las tropas borbónicas al mando del duque de Berwick durante la Guerra de Sucesión Española.

Se espera que al menos 440.000 personas atiendan el llamado hecho por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y la Asemblea Nacional Catalana (Acn), para reunirse en la Avenida Diagonal de Barcelona a las 5:14 pm, para exigir la liberación de los políticos presos.

Sin embargo, las fuerzas que luchan por la independencia se dividen en el evento, que se ha convertido desde 2012 en una exhibición de fuerza.

El líder de Erc, Oriol Junqueras, en una carta desde la cárcel reiteró que “no hay atajos” para la independencia, que debe pasar por un referéndum acordado con el Estado. Por su parte, Torra, quien reemplazó al ex presidente Carles Puigdemont, que se encuentra huido de la justicia española en Bélgica desde el pasado 27 de octubre, insiste en “hacer efectiva la república” unilateralmente.

“Nuestro gobierno ha trabajado para que la república sea efectiva”, aseguró en vísperas de la fiesta en un discurso en el Teatro Nacional de Catalunya. “Con toda la esperanza y todo el coraje de los días venideros, te deseo una buena Diada”, agregó.

Desde Madrid, el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien como gesto de distensión política ofreció al frente separatista un referéndum sobre un nuevo estatut de autonomía -que fue rechazado- pidió hoy en Twitter, una conmemoración marcada por “respeto, diálogo y entendimiento“.

Todos los partidos constitucionalistas, desde el Partido Socialista Catalán hasta Ciudadanos y el Partido Popular, no asistirán a las celebraciones. La alcaldesa de Barcelona, ​​Ada Colau, con el lazo amarillo en la solapa ha asegurado que “la Diada es la fiesta de Cataluña, es la fiesta de todos” y que “será imposible volver a la normalidad” con la “ausencia” de los políticos catalanes que están en la cárcel mientras esperan juicio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.