La derrota histórica del PSOE abre la puerta a un gobierno de derechas en Andalucía

Susana Díaz hace un llamamiento a los constitucionalistas para frenar a Vox

Los resultados de las elecciones en Andalucía permiten que por primera vez en 40 años haya un gobierno de derechas. La comunidad ha estado en manos del Partido Socialista desde las primeras elecciones autonómicas de la democracia.

El voto de la derecha queda muy fragmentado, pero permite que Partido Popular, Ciudadanos y la irrupción de Vox, lleguen a un acuerdo de Gobierno. El PP no ha ganado las elecciones, como sí hizo Javier Arenas en 2012, pero la suma de las tres fuerzas políticas de centro-derecha es mayor que la de los partidos de izquierda. 26 escaños del PP, 21 de Ciudadanos y 12 de Vox, que de forma inesperada irrumpe en el parlamento andaluz poniendo patas arriba el panorama político español.

Las elecciones del 2 de diciembre de 2018 quedarán para la historia como el final de la hegemonía socialista en Andalucía. A pesar de haber ganado las elecciones, Susana Díaz ha vivido la victoria más amarga del socialismo logrando los peores resultados de tal forma que no le salen las cuentas para gobernar. Los socialistas ha perdido el apoyo de más de medio millón de andaluces en tres años y por primera no alcanza el millón de votos en su feudo histórico.

Los populares han quedado segundos después del PSOE, cosechado el segundo peor resultado de su historia, bajando de 33 a 26 escaños en cuatro años. A pesar de ello, se afianzan dentro del abanico de escaños para poder gobernar en la comunidad andaluza por primera vez.

Por otro lado, Ciudadanos pasa de 9 a 21 escaños. Juan Marín, líder del partido naranja en Andalucía, dejó caer durante su comparecencia que sumarán fuerzas para propiciar un cambio en Andalucía: “El cambio ha llegado a Andalucía. Hay diputados que suman para el cambio”.

La sorprendente entrada de Vox en el parlamento andaluz con 12 escaños hace tambalear el tablero político andaluz y nacional. La formación radical ha desplegado un potente discurso de campaña sobre la unidad de España, contra el independentismo y contra la inmigración ilegal.

Vox parece haber seducido al votante andaluz desencantado en tiempos de crisis económica, tensiones migratorias y nacionalismos independentistas. El partido ya mostró su músculo en el mitin de Vistalegre, y el éxito de estas elecciones andaluzas pueden ser el pistoletazo de salida para logros importantes en próximas elecciones autonómicas y nacionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.