Continua en el Tribunal Supremo el juicio a los 12 acusados por el 1-O

Juicio a los independentistas catalanes

Doce ex líderes catalanes se sientan en el banquillo de los acusados del Tribunal Supremo por su papel en el intento fallido de independencia de Cataluña el 1 de Octubre de 2017. Aquí hay algunos datos clave sobre el juicio.

Los acusados

Los 12 incluyen ex cargos del gobierno catalán, líderes civiles de grupos independentistas y la ex presidenta del parlamento regional de Cataluña. Nueve han estado recluidos en prisión preventiva durante meses, incluido el ex vicepresidente catalán y consejero de economía de la Generalitat, Oriol Junqueras.

Los fiscales han pedido una pena de cárcel de 25 años para Junqueras, que sigue a cargo del partido pro-independencia ERC de Cataluña a pesar de estar en la cárcel desde noviembre de 2017. La ex presidenta del parlamento regional catalán que leyó en voz alta la declaración de independencia en la asamblea, Carme Forcadell, de 63 años, se enfrenta una posible pena de prisión de 17 años.

El antiguo president, Carles Puigdemont, quien huyó a Bélgica poco después de la declaración de independencia, no forma parte del grupo porque España no permite juicios en ausencia por delitos graves.

Los cargos

Los fiscales acusan a nueve de los 12 acusados, entre ellos Junqueras y Forcadell, de rebelión, que conlleva una pena de prisión de 15 a 25 años. Según el código penal, la rebelión se define como “levantamiento violento y público”, especialmente para “declarar la independencia de una parte del territorio nacional”.

Este cargo es disputado por los separatistas y muchos expertos legales. El juicio se centrará en el supuesto uso de violencia, que los acusados ​​niegan. Pero los fiscales señalan “incidentes violentos” durante las protestas a favor de la independencia orquestadas por dos grupos de base en Barcelona el 20 de septiembre de 2017.

Los fiscales también acusan a los separatistas de fomentar “actos de violencia y agresión contra agentes de policía” el día del referéndum. Seis de los acusados ​​acusados ​​de rebelión también están acusados ​​de mal uso de fondos públicos para organizar la candidatura de independencia. Otros tres ex ministros del gobierno catalán se enfrentan a condenas de hasta siete años de cárcel por desobediencia y mal uso de fondos públicos.

La acusación

El sistema legal de España permite que tres cuerpos diferentes presenten denuncias penales contra los acusados: fiscales, fiscales estatales y un tercero, en este caso, Vox.

Los abogados estatales, abogados que representan al gobierno, han tomado una línea más indulgente que los fiscales. Están presionando el cargo menos serio de sedición y están buscando penas de cárcel de hasta 12 años. Los terceros también pueden presentar denuncias penales y participar en los procedimientos judiciales, incluso si no están directamente involucrados en el caso.

Vox, que está aumentando en las encuestas gracias a su línea dura contra el separatismo catalán, exige una sentencia de cárcel combinada de más de 700 años para los 12 acusados. El partido estará representado en el Tribunal Supremo por su secretario general, Javier Ortega Smith.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.