Recomendaciones para la compraventa de una sociedad

Compraventa de una sociedad

El proceso de compraventa de una empresa o sociedad puede llegar a durar entre 6 y 12 meses, siempre y cuando, tanto vendedor como comprador se encuentren bien preparados para la operación, eliminando o reduciendo las posibilidades de contingencia. Es importante evitar esta clase de inconvenientes, puesto que el cliente puede perder el interés en la compra.

En este artículo ofrecemos una serie de recomendaciones a tener en cuenta en un proceso de compraventa de una sociedad.

Realiza una auditoría a la empresa

Las cuentas de la empresa deben ser auditadas con suficiente antelación, siendo este el punto de partida de todo el procedimiento de compra. Esta será la forma de demostrar y corroborar el valor de la empresa. En este punto, es importante tener claridad sobre los elementos a considerar durante la evaluación de la empresa, como el volumen de facturación, la cartera de clientes, etc.

Considerar los estatutos sociales

Es necesario valorar las limitaciones potenciales que pueden existir a la hora de realizar la transmisión de acciones y participaciones de una empresa. Igualmente, garantizar que todos los socios firmantes cumplan con las obligaciones que han asumido durante pactos previos, de forma que no afecten de manera negativa en las nuevas negociaciones establecidas.

Tomar en cuenta el tamaño de la empresa

Todo el procedimiento será un poco diferente según el tamaño de la empresa y esto es algo que se debe tener muy en cuenta. En caso de sociedades limitadas, debemos concentrarnos en las limitaciones impuestas por el art. 107 de la Ley de Sociedades de Capital. Con sociedades anónimas, se tendrán que analizarlas limitaciones impuestas por sus propios estatutos.

Mantener informado a cada uno de los socios

Dentro de un proceso de compraventa es importante mantener la transparencia. La única forma de garantizar que todos los socios acuerden la venta de sus acciones es haciéndolos parte del proceso de negociación y ofreciéndoles información oportuna sobre los pactos manejados con el potencial comprador.

Formalizar correctamente la compraventa de una sociedad

Las fórmulas comúnmente utilizadas son la venta de acciones, la venta de una unidad de negocios o la venta de una rama de actividad. En cualquier caso, según establece el art. 106 de La Ley de Sociedades de Capital, cualquiera de estas acciones debe constar en documento público. El adquiriente tendrá que inscribir en el Registro Mercantil la declaración de unipersonalidad.

En líneas generales, la mejor alternativa que existe para llevar este procedimiento de una forma rápida y eficiente es externalizando todo lo que sea posible.

Además, también existe la posibilidad de acceder a sociedades limitadas y anónimas creadas por especialistas, como esta empresa de venta de sociedades en Barcelona con más de 12 años de experiencia. En este caso se puede acceder a empresas que disponen de certificado de inactividad totalmente listas para comenzar su funcionamiento con CIF definitivo, carencia de deudas y hasta con la opción de tener una cuenta bancaria ya abierta a nombre de la empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.