Warren Buffett: así invierte el oráculo de Omaha

Warren Buffett, el oraculo de Omaha

Warren Buffett nació en Omaha en 1930, donde reside actualmente, y es el tercer hombre más rico del mundo, después de Jeff Bezos y Bill Gates, con una fortuna estimada en 87.000 millones de dólares. Debe su fortuna y su popularidad al éxito que tiene en el mercado de valores, puesto que es uno de los mayores inversores del mundo.

Sus principales inversiones

Warren Buffet, además de ser un gran inversor, es el mayor accionista y el presidente ejecutivo de Berkshire Hathaway, la quinta empresa de EEUU en cuanto a su valor en la bolsa y donde también reside la gran parte de su fortuna. Una de las principales premisas que ha seguido Buffet para acumular tal fortuna es la de invertir siempre a largo plazo y no dejarse llevar por las emociones en el mercado de valores.

Invertir sólo en aquellos negocios que entiendas es otra de las principales claves de Buffett para tener éxito en la inversión, además de elegir aquellas que tengan un buen equipo gestor, al cual deja trabajar sin interferir en su estrategia y donde recoge después las ganancias de su inversión, siguiendo la máxima de “precio es lo que pagas, valor es lo que recibes.

Warren Buffet tiene una bien estudiada y estable cartera de inversiones y en la cual invierte a través de Berkshire Hathaway. Sus inversiones estrella son Coca-Cola, IBM, American Express y Wells Fargo. No obstante, para Buffet también son interesante aquellas compañías con marcas consolidadas pero que están infravaloradas por dificultades transitorias, por lo tanto, para buscar estas oportunidades hay que aprovechar los mercados bajistas y así sucedió con Apple, cuando Buffett decidió inyectar 1.000 millones de dólares en la compañía cuando sufrían un estancamiento tecnológico.

Las reglas de oro para invertir

Además de ser uno de los accionistas con más éxito del mundo, Warren Buffet ha dedicado gran parte de su tiempo para dar conferencias, entrevistas y diversas charlas para inspirar e influir positivamente en todos aquellos que quieran seguir sus pasos.

A lo largo de los años, Buffet ha desarrollado una serie de reglas que conforman una de las mejores filosofías de inversión, algunas de las más importantes son las siguientes:

– Si no puede ver caer un 50% de su inversión sin entrar en pánico, no invierta en el mercado de valores.

Compre compañías que tengan un buen historial de beneficios y una posición dominante de mercado.

– Sea temeroso cuando otros sean codiciosos y viceversa.

Gran parte del éxito puede atribuirse a la inactividad. La mayoría de los inversores no resiste la tentación de comprar y vender constantemente, pero la piedra angular debe ser el letargo, bordeando la pereza.

– Un inversor necesita hacer muy pocas cosas bien si evita grandes errores. Céntrese en el retorno de la inversión, el nivel de endeudamiento y los márgenes de beneficios, y nunca en las ganancias por acción.

– Compre un negocio, no alquile acciones.

– Cuanto más absurdo sea el comportamiento del mercado, mejor será la oportunidad para el inversor metódico.

Busque empresas con mercados amplios, una fuerte imagen de marca y con consumidores fieles.

– Recuerde siempre que el mercado es maníaco-depresivo.

One thought on “Warren Buffett: así invierte el oráculo de Omaha

  1. Sin comentarios delante de tan ilustre inversor,solo me cabe,aprender lo máximo y seguir admirando a la’ Persona ‘ con esa visión en el mundo de la inversión
    Chapo por M Buffett

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.