¿Por qué es tan difícil desarrollar nuevos antibióticos?

La Dificultadad pada Desarrollar nuevos Antibioticos

El uso de los antibióticos desde su descubrimiento en 1928 por Alexander Fleming ha permitido salvar a millones de personas. Desde entonces los científicos han desarrollado más de 100 variantes diferentes, pero casi todos estos fármacos, han estado basados en los existentes hasta 1984.

Los antibióticos se encuentran entre el grupo de medicamentos más recetados en la actualidad, pues impiden el crecimiento de agentes infecciosos en nuestro organismo. Sin embargo, el uso indiscriminado de ellos ha dado lugar a la resistencia bacteriana por lo que se prevé que en un futuro la mayoría de los fármacos que existen hoy, no serán efectivos para muchas personas. Esta situación ha generado un desafío para los científicos pues se hace urgente la creación de nuevos antibióticos.

Proceso de creación de antibióticos

Para los científicos la creación de los antibióticos requiere de un largo período de tiempo, ya que tienen que encontrar sustancias químicas que exclusivamente eliminen a los organismos invasores en nuestro cuerpo , más no pueden ser dañinas para los seres humanos o los animales que los hospedan. Este ciclo está comprendido por diferentes fases, entre ellas: la investigación, las pruebas y los ensayos clínicos.

Primeramente, es fundamental determinar los compuestos químicos, ya sean naturales, sintéticos o semisintéticos, capaces de impedir el crecimiento de bacterias. Posteriormente se llevarán a cabo un conjunto de análisis para elegir un posible candidato. Esta propuesta debe ser probada con bacterias infecciosas conocidas y luego se deben hacer experimentos para acreditar que no son tóxicas para el hombre.

Antibioticos
Imagen de Pixabay.

Si estos resultados son positivos hay que producir el medicamento a escala, para comenzar las diferentes fases de los ensayos clínicos donde se evalúa su verdadero efecto en la población. Estos ensayos tardan años en realizarse pues hay que medir la tolerabilidad y la seguridad del compuesto, su eficacia y bajo qué escenarios da lo mejor de sí al combinarlo con otros fármacos. La creación de un antibiótico puede extenderse de 10 a 20 años desde su descubrimiento hasta que pueda ser usado por pacientes reales.

Alto coste de producción y limitaciones para la comercialización

Otro de los puntos a tener presente es el alto coste de producción de los antibióticos, pues se requiere de los últimos adelantos científicos-técnicos. Además, existen antibióticos innovadores que son denominados “último recurso”, tal es el caso de la colistina, que es una de las últimas opciones contra bacterias polirresistentes. Este tipo de medicación no puede ser vendida libremente, sino que forman parte de una reserva que es usada en los peores casos. Esto ha traído consigo que algunas compañías farmacéuticas hayan disminuido la producción de nuevos antibióticos durante décadas.

En el proceso de creación de los antibióticos inciden diferentes factores. Por una parte, las largas y complejas fases de estudio, análisis, pruebas y ensayos clínicos; y, por otro lado, el alto coste de los recursos necesarios para el buen desarrollo de estas, influyen en que transcurran décadas mientras se certifica el uso de un nuevo antibiótico para el ser humano.

También te puede interesar nuestro artículo sobre los últimos avances contra el cáncer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.