Saldar deudas pendientes genera nuevas oportunidades para poder avanzar

Saldar deudas pendientes

Muchas veces puede suceder que las deudas que se van acumulando, provoquen un verdadero dilema en las personas, y no se pueda encontrar una solución eficaz a ese dilema.

Por mucho que uno se esfuerce, si el dinero no alcanza para poder saldar esas deudas, éstas provocarán con su acumulación, un problema irresoluble y sin posibilidad de recuperación.

Acudir a expertos en problemas de insolvencia

En la actualidad, las personas tienen una nueva oportunidad que la ley les ofrece para rehacer su vida financiera. Es una ley confeccionada especialmente para quienes están en estado de insolvencia y necesitan de forma urgente solucionar estos problemas. Son casos en los cuales, el despacho de abogados Defensa del Deudor tiene experiencia y se especializa.

Expertos en problemas de insolvencia

Este despacho de abogados se especializa en todos los problemas que acarrean para los deudores el no poder resolver de forma adecuada sus problemas de insolvencia, a través de la asistencia legal. Se ayuda al cliente a poder realizar toda la tramitación para poder cancelar sus deudas a través de la Ley de la Segunda Oportunidad, para que así pueda impulsarse económicamente hacia nuevos proyectos.

Cualquier deudor en esta situación necesita del asesoramiento de representantes legales que sean especialistas y que ofrezcan experiencia. Este despacho tiene a disposición de sus clientes los más destacados abogados en Derecho financiero, hipotecario y de la segunda oportunidad por medio de dicha ley.

Características de la Ley de Segunda Oportunidad

La ley entró en vigencia en el año 2015, y sirve para la reducción de cargas financieras de personas que no pueden hacer frente a sus pagos. En pocas palabras, para que cualquier deudor de determinadas cantidades de dinero, pueda pedir la condonación de la deuda o también la exoneración de la misma. Tiene como objetivo principal, brindar una nueva oportunidad a quienes fracasaron en sus emprendimientos, tanto laborales, personales o empresariales, y que puedan recuperarse de forma que puedan volver a intentarlo.

De esto trata la Ley Segunda Oportunidad, de una segunda opción para poder realizar nuevos acuerdos con los acreedores, exonerar o saldar deudas. Esta excelente herramienta legal les permite a las personas, como dice la ley, tener una segunda oportunidad de encauzar sus vidas personales y financieras.

El despacho de abogados Defensa del Deudor pondrá su experiencia en acción para el proceso. Como primer paso, y de forma extrajudicial, los letrados intentarán renegociar la deuda, y si no se tiene éxito, se pedirá que la misma sea exonerada ante las correspondientes autoridades. Para el caso de tener éxito sobre la petición mencionada, se procederá a realizar controles en la economía y otras medidas que revisarán las cuentas del deudor.

Beneficiarios de la aplicación de esta ley

La ley para una segunda oportunidad ha sido especialmente pensada para particulares, autónomos, personas de existencia física, consumidores en general y familias que se hayan excedido en sus gastos. Hasta la homologación de la ley en 2015, estas personas debían asumir sus deudas con el patrimonio que poseían en ese presente e “hipotecar” su futuro.

A partir de la entrada en vigor de esta nueva ley, estas personas obtienen las mismas facilidades que tienen las empresas que están con problemas de solvencia cuando presentan el concurso de acreedores.

La aplicación de la ley es sobre todas las deudas, ordinarias y subordinadas, para que el deudor pueda tener una nueva oportunidad en su economía. La ley sigue el principio de responsabilidad patrimonial del Código Civil, donde un deudor que tiene buena fe y se encuentra con una situación de insolvencia grave, que le fueron ajenos e inevitables, pueda volver a comenzar desde cero, y así poder encauzar su vida financiera.

Para los casos en que entre las deudas se encuentren las de una hipoteca y que la ejecución de la misma no alcance para saldar la deuda contraída en ella, la ley permite exonerar el saldo restante. Es decir, que si el deudor entrega el inmueble que es motivo de la hipoteca, la ley de la segunda oportunidad le permite saldar la deuda restante.

Para todas aquellas personas que no conocen esta ley en profundidad y se encuentran en una situación delicada en cuanto a sus deudas, no deben esperar a que la situación se les haga inmanejable. Este despacho de abogados, especialista en este tipo de ley, puede asesorar sobre sus alcances, sus requisitos y sobre cómo se puede empezar de nuevo sin deudas y con buena fe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.