Cada vez más personas recurren a las entidades financieras online

Entidades financieras online

Las restricciones cada más acentuadas que están poniendo en la banca tradicional para acceder a préstamos han hecho que repunte el sector de la financiación online, por su rapidez, facilidad y la flexibilidad, ya que son pocos los requisitos solicitados, incluso tienen posibilidades crediticias quienes figuren en listas de morosos, como ASNEF. Una recomendación importante para obtener las mejores opciones es usar comparadores online a través de internet.

La crisis económica que comenzó en la primera década del nuevo siglo, influyó enormemente en el sector crediticio convencional. Los bancos cerraron el grifo a los préstamos y se hizo muy difícil acceder a financiación de forma tradicional. Una vez comenzaron a darse los primeros síntomas de recuperación, a cuentagotas se han venido incrementando las oportunidades, siendo aún notable la burocracia y el endurecimiento de los requisitos.

Este contexto adverso fue el detonante para que se diera el boom de las entidades financieras online que se consolidaron, y en la actualidad, son un recurso utilizado por millones de personas por sus múltiples beneficios, siendo la rapidez y la sencillez en el proceso, lo más valorados por los usuarios.

Flexibilidad, una de sus principales ventajas

Una de las principales ventajas que tienen las entidades financieras online es su flexibilidad. Para acceder a los productos de financiación que ofrecen no se requiere gran cantidad de requisitos, en muchos casos, tampoco nómina ni avales. Por lo general, se debe demostrar que se tiene un ingreso fijo, que puede ser pensión o paro.

La flexibilidad llega hasta tal punto, que contrariamente a lo que sucede en las entidades bancarias tradicionales, aquí si que ofrecen préstamos incluso con ASNEF. Sí, pueden acceder a estos productos financieros, quienes por una razón u otra, figuren en listas de morosos, ya que en estas entidades financieras consideran el hecho de que muchas veces las personas aparecen en estos registros por un impago mínimo, por ejemplo, por el olvido de una factura de servicio, o simplemente, están reflejados por una equivocación.

Entidades financieras flexibles

Estas entidades online realizan estudios de riesgo que determinan si es viable otorgarle el crédito a determinadas personas, revisando la base de ingresos y las deudas que tenga, esto independientemente de su historial crediticio, y si está o no incluido en ASNEF.

Los requisitos, como ya se ha mencionado, son mínimos. La persona que solicite este tipo de créditos debe cumplir con tres condiciones básicas: ser mayor de 18 años, poseer una cuenta bancaria preferiblemente en un banco de España, y justificar que el solicitante tiene algún tipo de ingreso sucesivo, como es el caso de una beca, pensión, salario, entre otros.

Hay que seleccionar entre las mejores opciones

Una vez tomada la decisión de acceder a un crédito online, es muy importante revisar minuciosamente todas las posibilidades. Existe una gran cantidad de entidades que tienen variedad de alternativas, una recomendación es revisar comparadores web con toda la oferta disponible, siendo uno de los mejores weemba.es: especialistas en créditos, ya que presenta una a amplia selección de productos financieros para que cada persona seleccione el que mejor se adapte a sus necesidades.

Este portal web es la mejor forma de conocer todas las posibilidades financieras online que existen. Con unos cuantos clics, los usuarios acceden a la más completa información sin pérdida de tiempo, ya que con una solo vistazo se pueden conocer detalles sin tener que estar abriendo todas las páginas web.

Weemba ofrece los mejores productos financieros del mercado entre los que se pueden mencionar:

  • Préstamos personales: es un producto financiero con condiciones inmejorables que pueden llegar a ser de 60.000 euros, con plazos de devolución de hasta 120 meses. Son ideales para gastos imprevistos en los que no se cuente con suficiente liquidez, como por ejemplo, una factura médica, reparaciones en el hogar o del coche. Aunque las entidades tradicionales los ofrecen, las alternativas online han cobrado auge, por ser más asequibles.
  • Créditos rápidos: este producto financiero es ideal para salir de un apuro económico que no se traduzca en una gran cantidad de dinero. Los créditos rápidos pueden ir desde los 50 euros hasta 1.200, el trámite es muy sencillo y rápido. La aprobación es prácticamente inmediata, en más del 90% positiva, y en pocos minutos el dinero ya estará disponible en la cuenta bancaria.
  • Tarjetas de crédito: está entre los productos más usados por ser fácil en cuanto a su financiación, de hecho, se catalogan como el aliado comercial de cualquier persona. Existen diversos tipos, están las tarjetas de crédito para toda ocasión, para jóvenes, prepago o prepagadas, monedero, tarjetas de fidelización, aseguradas y de alto riesgo.
  • Hipotecas: es la opción a la que se recurre cuando se ha proyectado tener un techo propio. En Weemba se pueden conocer los mejores préstamos hipotecarios. De igual forma, ofrecen información sobre todo lo relacionado con este tipo de producto financiero, recordando los diversos factores a tener en cuenta en el momento de decidirse, tales como tipo de interés, plazo máximo de devolución, las comisiones que se cobran y si es necesario contratar otro tipo de producto.
  • Cuentas bancarias: es prácticamente algo básico y prioritario en la actualidad tener una cuenta bancaria. Las hay con nómina, para cobrar una remuneración salarial, de ahorro y corriente. Escoger un tipo de cuenta dependerá del uso más frecuente que se le dará. Es importante conocer todas las condiciones y cláusulas que las entidades financieras tienen antes de abrir una cuenta bancaria.
  • Depósitos bancarios: depositar el dinero en el banco es la mejor forma de resguardarlo, bien sea en cuentas de ahorro, corriente o de mercado. El propietario del dinero podrá disponer del dinero en el momento, y de acuerdo a la forma en que fue establecida en un contrato firmado, en términos y condiciones determinadas y acordadas. Entre los tipos de depósitos más utilizados están el de plazo fijo, de interés variable y los estructurados, así como otros menos conocidos, entre los que se pueden mencionar la cuenta de depósito actual, depósito con tasa de interés, cuenta de depósito “llamada”, de transacción, intermediado, de tránsito y de “citas futuras”.

Todos los detalles de estos productos financieros están explicados con mucho detenimiento en el portal de Weemba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.