Luis Buñuel: maestro del surrealismo en el cine

El cineasta español, Luis Buñuel

Luis Buñuel nació en Calanda (Teruel, España) y desde bien pequeño tuvo capacidades artísticas que fue manifestando en distintas áreas: desde esbozos literarios a lo que finalmente fue su verdadera pasión y su oficio, el cine.

Su pasión por el arte y su capacidad intelectual alcanzaron su máximo esplendor cuando viajó a Madrid para formarse y conoció a grandes ilustres como Federico García Lorca, Pepín Bello, Salvador Dalí, Rafael Alberti y Juan Ramón Jiménez. Estar en contacto con gente de ese nivel hizo que su cabeza implosionara y escuchó, por primera vez, un nombre que cambió el rumbo de su vida: André Breton, el líder del dadaísmo.

Contenido

Sus primeros pasos en el cine

Así fue como empezó su andadura en el mundo del séptimo arte. Comenzó como ayudante en algunos estudios parisinos, para después ir estudiando la teoría y la técnica del arte cinematográfico. Más adelante, por esfuerzo y parte de azar, terminó en Hollywood, donde terminó de comprender e interiorizar el oficio de cineasta, y se preparó para ser la leyenda que hoy en día es.

Luis Bunuel

Con esta práctica, Buñuel empezó a entender cómo emplear las técnicas que utilizaba Breton, pero desde la óptica del surrealismo. Fue en 1929 -con 29 años- cuando saltó a la fama cuando presentó “Un perro andaluz”, un film en colaboración con Salvador Dalí. Un film que se convirtió en su ópera prima y que fue alabado en las esferas culturales más altas; y que destaca, especialmente, por el famoso ojo cortado.

Buñuel y el surrealismo que marcó su carrera

Entonces empezó una carrera marcada por el surrealismo, una corriente artística que busca trascender lo real a partir del impulso psíquico de lo imaginario y lo irracional. Después del estreno de dicha película lanzó su segundo largometraje, y así empezó una filmografía en la que aunaba crítica con recuerdos personales a través de escenas que chocaban con lo real.

“Viridiana”, “Tierra sin pan” o “Gran casino” son algunas de las películas que dirigió el aclamado director, que en sus últimos años estuvo viviendo en México. Tal fue la fama de Luis Buñuel en el cine, que incluso recibió varios premios : el premio a la Mejor Dirección en el Festival de Cannes (por “Los olvidados”); el Gran Premio de la Crítica Internacional (por “Nazarín”); el León de Oro de Venecia (por “Belle de jour”); la Palma de Oro de Cannes (por “Viridiana”, la única que tiene el cine español); y el Óscar a la Mejor Película de habla no inglesa (por “El discreto encanto”).

Buñuel falleció en México, en 1983. Hace 35 años que nos dejó uno de los principales precursores del cine español, con una enseñanza más allá de sus películas. Y es que él siempre decía “la risa es una manera de cambiar la realidad” y, sin duda, sus películas tuvieron mucho de eso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.