La nueva moda de viajar a la vez que ganas dinero

Au Pair

Ser Au Pair es una oportunidad maravillosa para crecer a nivel personal y disfrutar experiencias geniales como viajero, incluso cuando tienes un presupuesto bastante limitado. Se trata de la manera más sencilla de residir en otro país durante una temporada, de manera segura e incluso con la posibilidad de generar ingresos cuidando niños en el extranjero.

Trabajar de Au Pair en el extranjero mientras ganas dinero y conoces un nuevo destino es un plan bastante usual entre los jóvenes que desean visitar países como Estados Unidos, Canadá, Alemania, Irlanda, Francia y otros del continente europeo. En general, la actividad se basa en una forma de intercambio cultural, con una gran variedad de potenciales beneficios.

A continuación, te contamos todo lo relacionado a la actividad, las ventajas que ofrece y otros detalles que deberías considerar antes de tomar la decisión de vivir esta aventura.

¿Qué es ser Au Pair?

Se trata de un programa de intercambio cultural que permite a los jóvenes la posibilidad de perfeccionar un nuevo idioma y ampliar su red de contactos en el exterior. La persona participante recibe alojamiento, alimentación y un ingreso económico, a cambio de ayudar a las familias en el cuidado de sus hijos pequeños y otras labores en el hogar.

Lejos de ser una empleada doméstica, se busca que la Au Pair se comporte como la hermana mayor de los niños, involucrándose en sus actividades escolares y su vida cotidiana. Por supuesto, en algunas ocasiones se pedirán algunas labores domésticas como lavar los platos, la ropa, planchar o preparar alimentos.

El mecanismo busca principalmente personas colaboradoras, capaces de integrarse a la rutina familiar, por lo que la familia receptora tiene el deber de hacerle sentir bienvenida en todo momento.

Ventajas de viajar y conocer diferentes países como Au Pair

Las razones por las cuales resulta una alternativa interesante para conocer un país, su cultura y perfeccionar el idioma son las siguientes:

  • Alojamiento. La familia receptora tiene el compromiso de proveer alojamiento privado y adecuado durante el periodo de un año.
  • Alimentos. Todas las comidas estarán garantizadas durante la estadía.
  • Remuneración económica. Dependiendo de las condiciones del acuerdo, la familia anfitriona entregará una remuneración económica mensual a la persona a cambio de sus servicios, con el objetivo de que esta pueda cubrir todos los gastos adicionales como paseos o salidas en el país, e incluso vacaciones remuneradas.
  • Crecimiento personal. Es una oportunidad perfecta para conectar con otras costumbres y culturas, algo que abre significativamente nuestros horizontes, además de permitir el desarrollo de nuevas habilidades como la paciencia, organización y capacidad de adaptación a nuevos escenarios, lo cual es bien valorado también a nivel profesional.
  • Perfeccionar un nuevo idioma. La familia para la cual trabajas y con la que compartes el tiempo se comunicará el 100% del tiempo en su idioma nativo, por lo que será una buena oportunidad para practicar y perfeccionar el idioma.

Como desventaja, es necesario aclarar que ser Au Pair no es considerado un empleo, por lo que la compensación económica puede llegar a ser insuficiente al compararse con los salarios mínimos en el mercado laboral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.