Hayedo de Otzarreta: el bosque encantado del País Vasco

Hayedo de Otzarreta

Viajar por el País Vasco es visitar uno de los bosques más hermosos que existen: El Hayedo de Otzarreta. Este singular paraje natural nos envuelve en una atmósfera encantada, dándole la apariencia de un bosque mágico. Una armonía de colores que se combinan con el espesor de la niebla y los singulares hayas, árboles que habitan en el lugar.

Un paseo ideal para los amantes de la naturaleza y para quienes disfrutan los paisajes de ensueños. Entrar en este bosque es como traspasar una puerta dejando atrás el mundo en que vivimos y transportarnos a un mundo de fantasía donde la imaginación pone a volar los sueños.

Dónde está y cómo llegamos al Hayedo de Otzarreta

El Hayedo de Otzarreta se encuentra ubicado en el límite entre las provincias de Vizcaya y Alava, territorio autónomo del País Vasco. Pertenece al municipio de Zeanuri en Vizcaya. Este bosque mágico forma parte del Parque Natural de Gorbeia. Para llegar hasta este sitio, debemos tomar la carretera nacional N-240 (Bilbao-Vitoria/Gasteiz). Un poco después de pasar el Puerto de Barazar, a la altura del Km 38 te encontrarás con el Restaurant Bengoetxea y el Hostal Barazar. Justo aquí verás un camino asfaltado.

Como llegamos al Hayedo de Otzarreta

Por este camino podemos entrar al Parque Natural de Gorbeia. Nuestro Hayedo se encuentra allí adentro. Forma parte del parque. Recorremos ese tramo que son un poco más de 2 km. Manteniendo siempre la vía principal, llegaremos hasta la entrada del Hayedo de Otzarreta. Justo antes de entrar hay un parking en donde podemos dejar sin ningún problema nuestro vehículo. De aquí en adelante nos introducimos en el bosque y lo podemos recorrer a nuestro antojo … con total libertad.

Cómo es el Hayedo de Otzarreta

El Hayedo de Otzarreta es un bosque pequeño en extensión, pero con mucho encanto. Es uno de los paisajes más hermosos que podrás haber visto en tu vida. Algo que nos causa impresión de este bosque mágico son los hayas, árboles que habitan en este lugar y sus ramas todas apuntan en dirección al cielo. Esto es algo inusual ya que por lo común las ramas de esta especie de árbol crecen horizontalmente. Una explicación a este fenómeno, hace referencia a la explotación de la madera de estos árboles en el pasado.

Como es el Hayedo de Otzarreta

A su vez, la apariencia de los hayedos nos da la sensación que trataran de enviarnos un mensaje o hacernos ver que ellos son los guardianes de este bosque mágico. Las raíces de los árboles sobresalen de la tierra haciendo caminos a su alrededor y un manto de musgo de diferentes tonalidades las cubren. El musgo se extiende hasta los troncos grandes y robustos de los hayedos. La fotografía es genial y si decides visitarlo en otoño, quedarás maravillado al ver lo que es capaz de crear la madre naturaleza.

Por el Hayedo de Otzarreta pasa el arroyo Zubizabala que divide a nuestro bosque en dos partes y cada una de sus partes tiene su propio acceso. En algunas partes el arroyo se hace tan angosto que cualquiera lo puede saltar. El sonido del agua que corre por el arroyo es súper relajante. Completan el lugar el trinar de variadas aves entre las que podrás ver gavilanes y águilas y también algunos ciervos en hábitat natural.

Cuándo podemos visitar el hayedo de Otzarreta

El Hayedo de Otzarreta puede ser visitado cualquier día del año. Está abierto permanentemente así que no tendrás problemas de horario. Estar en este sitio muy temprano en la mañana, justo al momento del amanecer inspira una sensación escalofriante. Visitarlo en cualquier época del año es contemplar una estampa diferente con el paso de cada estación.

visitar el hayedo de Otzarreta

Pero si decides visitarlo en otoño creo que es en esta estación que el bosque nos regala su mejor traje. Las hojas secas caídas de los árboles en contraste con las hojas verdes, el espesor de la niebla, el sonido del ambiente hasta el aire que respiramos, es más intenso en otoño. No cabe duda que visitarlo en primavera también debe ser bellísimo para contemplar el contraste. Este paseo lo disfrutan más los amantes de la naturaleza que siempre están en la búsqueda de nuevos destinos.

Un lugar que atrae las miradas

El Hayedo de Otzarreta es un lugar muy visitado, en especial por los apasionados de la fotografía. A pesar que no es muy grande en extensión (ya que en su haber tendrá algo más de 100 hayas), las tomas fotográficas que podemos hacer son infinitas. El lugar también se presta para que muchas agencias de publicidad y fotografía lo usen como fondo para recuerdos de bodas, embarazo o marcas de moda. Los amantes de la pintura y el dibujo han dejado en sus lienzos muchas estampas de este bosque mágico.

Hayedo de Otzarreta es un lugar muy visitado

Es uno de los lugares naturales del País Vasco más fotografiados entre los meses de octubre y diciembre. Como verás el Hayedo de Otzarreta es un lugar que gusta mucho, muy seguro y concurrido. Visitarlo en familia o como viaje de estudio también es una experiencia significativa, en especial para los más pequeños. A la hora que decidas ir siempre encontrarás gente. Los fines de semana es cuando el Hayedo de Otzarreta recibe mayor cantidad de visitantes. Si vienes de muy lejos, te puedes alojar cerca. Los sitios del lugar ofrecen una buena relación calidad – precio.

Inspiración de cuentos y leyendas

El Hayedo de Otzarreta tiene como principal protagonista el silencio que se puede percibir estando allí adentro. Muchos cuentos y leyendas locales se han creado sobre el Hayedo de Otzarreta. La más conocida nos dice que este bosque mágico es la morada de Basajaun, el Señor de los Bosques. Un hombre inmenso, de gran tamaño y de aspecto aterrador. Su cuerpo está cubierto de pelo y de cabello hasta los pies. Basajaun es un protector del ambiente y amigo de los pastores y sus rebaños, a los que suele avisar por silbidos cuando llega la tormenta. Pero … esto es sólo una leyenda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.