Qué es el Alzheimer y cómo asesorarse al respecto

Alzheimer cómo asesorarse al respecto

El Alzheimer es una de las enfermedades más comunes en adultos mayores. En España afecta a más de medio millón de personas, convirtiéndose en una de las principales causas de discapacidad. Por eso, disponer de información a la hora de llevar a cabo el diagnóstico puede ser de gran ayuda.

El Alzheimer es una de las enfermedades que más afectan a la población. Hace muchos años, cuando todavía no se tenía la información de la que hoy se dispone, podía resultar especialmente difícil acompañar a un paciente con Alzheimer y a sus familiares. Afortunadamente, esto ha cambiado, y hay medios con los que se pueden mitigar los efectos que esta enfermedad tiene en la vida de quien la padece.

Es a través de plataformas como Know Alzheimer que se puede acudir a toda la información necesaria para parientes y amigos de pacientes con la enfermedad. Se trata de un sitio que brinda apoyo especialmente a ellos, y en el que se encuentran a disposición manuales y datos acerca de los diagnósticos que pueden ser útiles cuando comienzan a identificarse los primeros síntomas.

Lo cierto es que el Alzheimer no tiene cura, pero sí se puede acudir a un tratamiento para disminuir la sintomatología y retrasar la evolución del deterioro cognitivo. En los pacientes que se encuentran en las primeras fases de la enfermedad, puede llegar a ser más efectivo. Sin embargo, para reconocer cada caso y poder distinguir cuándo se debe recurrir a un tratamiento, es necesario saber qué es la enfermedad de Alzheimer.

¿Qué es el Alzheimer?

Se trata de una enfermedad progresiva, es decir, que va aumentando sus síntomas gradualmente. El Alzheimer provoca que las células del cerebro se degeneren, causando así un deterioro de las funciones mentales. Se puede confundir con la demencia senil, y aunque no son lo mismo, el desarrollo de la demencia senil queda muchas veces propiciado por el mismo influjo del Alzheimer.

El Alzheimer puede comenzar a manifestarse de muchas maneras, el síntoma más reconocido es la pérdida de la memoria. Ésta comienza con una dificultad para memorizar hechos recientes o información nueva, como nombres o lugares, y continúa sucediendo durante episodios cada vez más intensos. A medida que va evolucionando la enfermedad, la persona que la padece empieza a sufrir una desconexión con su entorno, sin poder identificar a su círculo cercano o reconocer el tiempo en el que vive.

Alzheimer el momento de pedir ayuda

Ante estos síntomas, la persona se adentra en un estado de gran confusión, que en muchas ocasiones deviene en trastornos depresivos o apatía. Pierde la capacidad de registro de los objetos de la vida cotidiana y su correcto funcionamiento, así como la habilidad para distinguir una persona de otra. En algunos casos, incluso puede llegar a sufrir alucinaciones o delirios.

Cuando la enfermedad ya ha avanzado notablemente, el paciente con Alzheimer ya no es capaz de reconocer a sus familiares o a sí mismo, y pierde casi de manera total su independencia, al afectarse las funciones motoras y la regulación de los órganos internos.

El momento de pedir ayuda

Aunque, a veces, los familiares o amigos de la persona con Alzheimer pueden llegar a preferir encargarse por sí solos de la situación, lo cierto es que lo mejor es acudir a profesionales. Además del diagnóstico y acompañamiento médico, el servicio de un cuidador es recomendable, ya que se trata de una persona preparada para afrontar las situaciones que se suscitan con una persona que ha perdido o está perdiendo sus funciones cognitivas.

En Know Alzheimer, cuya iniciativa parte del objeto de acompañar tanto a personas que sufren la enfermedad como a su círculo más cercano, se encuentran disponibles manuales destinados tanto a familiares como a cuidadores.

La distinción de estos manuales radica en la forma en la que se deben afrontar las circunstancias desde cada perspectiva. Aunque la familia también puede encontrarse presente y vivir la situación desde un importante lazo emocional, el cuidador pasa la mayor parte de sus horas acompañando al paciente.

Existen casos en los que éste carece de conexiones parentales y depende únicamente de su o sus cuidadores. En cualquier caso, una considerable responsabilidad recae en los hombros de estos profesionales, lo cual puede afectar enormemente a su propia salud física y mental. Esto puede evitarse, de todas maneras, teniendo en cuenta los consejos que brinda Know Alzheimer a los cuidadores.

Por otro lado, su plataforma también otorga datos de gran importancia acerca de cuáles son los tratamientos a seguir en distintos casos y qué implican, además de una explicación detallada sobre la forma de diagnóstico, cuáles son las fases de la enfermedad y cómo ésta afecta a la conducta.

Cabe destacar el papel sustancial que cumplen proyectos como éstos a la hora de acompañar a los pacientes y sus familias, en un acercamiento destinado con la sensibilidad y profesionalidad que éste tema requiere.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.