Más allá de su exquisito sabor, el café es muy beneficioso para la salud

Café

El café, después del agua, es la bebida más consumida en todo el mundo, por su delicioso sabor. Pero más allá del placer que otorga a sus apasionados seguidores, tiene numerosas propiedades que se traducen en beneficios para la salud.

Desde tiempos remotos, el café ha sido indudablemente una de las bebidas más consumidas en todo el mundo, convirtiéndose en una tradición que pasa intacta de generación en generación. Su popularidad viene dada por su delicioso sabor, pero  más allá de eso, se ha comprobado científicamente que tiene muchas propiedades que ayudan a tener una buena salud.

Ante el hecho de que hay millones de personas apasionadas por el café en el mundo, existen portales web especializados en el tema para saber todo lo relacionado con esta bebida. En un buen blog de café, los amantes de esta bebida pueden conseguir información sobre interesantes aspectos relacionados, como la preparación del café, sus propiedades y beneficios, cuáles son los más populares del mundo, curiosidades, cómo hacer dibujos en la espuma, qué es ser barista y demás.

El café contribuye a la buena salud

Uno de los temas más interesantes en torno al café tiene que ver con los beneficios que aporta. Sin duda, una de las propiedades más valoradas es que contribuye a regenerar energías de inmediato, lo que se debe a que la bebida bloquea un neurotransmisor identificado como adenosina. Esto hace que aumente la dopamina, también neurotransmisor, originando que se acelere la actividad cerebral.

Pero aparte de esto, consumir café de forma moderada es muy bueno para la salud, y es que indudablemente aporta beneficios que van más allá del placer de disfrutar su sabor y sentir su particular aroma.

Estudios han comprobado que consumir café protege contra la diabetes tipo 2, al aumentar los niveles plasmáticos de la globulina que controla la actividad de las hormonas sexuales (estrógeno y testosterona), lo que contribuye a frenar el avance de esta patología. 

Igualmente, los científicos han evidenciado que el café ayuda a prevenir algunos tipos de cáncer. Específicamente, investigadores del Instituto de Investigaciones Farmacológicas Mario Negri (Italia), han comprobado que esta bebida disminuye en un 40% el riesgo de padecer cáncer de hígado, índice que puede llegar al 50% si se consumen tres tazas al día.

Otro estudio realizado en California, Estados Unidos, reflejó que el café también reduce la incidencia de sufrir cirrosis hepática, así como la colangitis esclerosante primaria (CEP), una patología autoinmune que se produce en los conductos biliares en el hígado.

En lo que respecta a los tipos de cáncer, se descubrió a través de un estudio que los hombres que toman café regularmente tienen casi un 60% de probabilidades de menor recurrencia en el avance del cáncer de próstata. 

Por otro lado, investigadores estadounidenses han concluido que el consumo de café contribuye a tener un riesgo mucho menor de sufrir la enfermedad conocida como mal de Párkinson. Es más, ingerir esta bebida ayuda a las personas que tienen esta patología a controlar su movimiento corporal.

Aunque el café se ha relacionado con ser causante de hipertensión arterial, estudios realizados en Estados Unidos, específicamente por la Escuela de Salud Pública de Harvard, han demostrado que el consumo de esta bebida puede reducir en un 20% el riesgo de padecer insuficiencia cardíaca.

También es importante señalar que esta aromática y oscura bebida es una fuente de antioxidantes, de hecho, ocupa el sexto lugar del listado de 50 alimentos que contienen estos importantes componentes. Esta bebida es rica en polifenoles, que evitan las alteraciones estructurales y funcionales que dan pie a diversas enfermedades.

Otros beneficios del consumo moderado de café son:

  • Reduce el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular o apoplejía.
  • Ayuda en la prevención del deterioro de la visión, incluso en la disminución del riesgo de ceguera.
  • Su bajo aporte calórico lo hace ideal para quienes quieren bajar peso por estética y salud.
  • Ayuda a evitar la obstrucción de arterias y, en consecuencia, los ataques cardíacos.
  • La cafeína ayuda a proteger a la persona de sufrir tinnitus (ruidos en la cabeza) producidos por la exposición al ruido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.