Ex guardaespaldas de Kim Kardashian demandado por robo ocurrido en París

Pascal Duvier y las hermanas Kardashian

El ex guardaespaldas de Kim Kardashian, Pascal Duvier, está siendo demandado AIG (American International Group), por 6 millones de euros, al considerarlo responsable de los fallos en cuanto al sistema de seguridad que se cometieron en el robo que la “celebrity” sufrió en París en el 2016.

Hace 2 años vivió un momento muy traumático, mientras se encontraba en París en la Semana de la Moda, la atracaron a punta de pistola y se llevaron joyas valoradas en más de 9 millones de euros, entre las que se encontraba su anillo de compromiso.

Contenido

¿Cómo ocurrió el robo?

En el hecho intervinieron cinco ladrones vestidos como oficiales de policía, le pusieron una pistola en la cabeza le robaron y luego la ataron y la encerraron en un baño. La aseguradora AIG, afirma que el señor Duvier en ese momento acompañaba las hermanas de Kardashian: West, Kourtney y Kendall, a un club nocturno.

Pascal Duvier
Ex guardaespaldas de Kim Kardashian demandado por robo ocurrido en París.

La estrella describió el ataque a un conocido diario francés, Le Journal Du Dimanche:”Me agarraron y me llevaron al pasillo”, dijo. “Me ataron con cables de plástico y me pegaron con cinta adhesiva, luego me pusieron cinta adhesiva sobre la boca y las piernas“. Fue realmente terrible, hecho que la afectó  mucho,y según sus declaraciones, ya no volvió a ser la misma

La demanda de la aseguradora

La demanda de la aseguradora AIG, alega que el guardaespaldas y su firma dejaron a la celebridad sola en su habitación.

Duvier, el guardaespaldas describió su negocio de la siguiente manera: “Mi objetivo como presidente de Protect Security es crear un equipo de seguridad alrededor de la persona protegida. Tenemos filiales en todo el mundo y también podemos acomodar a nuestros clientes a través de la gestión de recorridos / carreteras”. Escribió el padre de dos hijos, quien nació en Alemania y sirvió en el ejército alemán antes de mudarse a los Estados Unidos.

En el documento, AIG dice: los acusados ​​dejaron a Kardashian sola en su habitación y no abordaron ni corrigieron varias brechas de seguridad, incluido un candado perdido o roto, un intercomunicador que funciona mal y la falta de circuito cerrado de televisión en el edificio. La compañía también dice que el conserje del edificio “no tuvo ningún entrenamiento de seguridad ni antecedentes”.

Un buen final

Un mes después de los hechos Duvier dejó de trabajar para el matrimonio West-Kardashian, pero no perdió su puesto de trabajo. Fue reasignado a otra familia. Kim decidió limitar su exposición en las redes sociales, no mostrar las imágenes de sus joyas que compartía con sus seguidores.

Tres meses después del robo, la policía francesa arrestó a los culpables del delito. Eran en un total 17 personas que decidieron fundir las joyas para no dejar huellas. Uno de los principales responsables escribió una carta a Kim Kardashian pidiéndole disculpas por el daño psicológico que le habían causado.

Para Kim quien en ese momento que voló inmediatamente de regreso a Nueva York, ha sido una de las peores experiencias de su vida y ha tardado dos años en regresar a París. Recién el pasado junio acudió al desfile de Louis Vuitton, junto a su esposo.

¡Fuerza Kim!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.