Nicolás Maduro acusa a Estados Unidos de incitar un “golpe de Estado”

Maduro acusa a Trump de golpe de Estado

El enfrentamiento diplomático continúa entre Washington y Nicolás Maduro, quien recibió el apoyo del ejército venezolano y acusó a los Estados Unidos de incitar al líder opositor Juan Guaidó, autoproclamado presidente, a perpetrar un “golpe de Estado”.

Durante una sesión especial el jueves en la Corte Suprema, que renovó su apoyo, Maduro agradeció a los militares por su apoyo a lo que llamó un “golpe de estado en marzo” dirigido por “l ‘Imperio de los Estados Unidos’.

“No hay duda de que es el propio Donald Trump quien quiere imponer un gobierno de facto”, dijo el líder socialista, también apoyado por Moscú y Pekín. Poco antes, anunció el “cierre de la embajada y todos los consulados” de su país en los Estados Unidos.

El miércoles, ya había anunciado la ruptura de las relaciones diplomáticas con Washington, dando 72 horas a los representantes estadounidenses para abandonar el país. Pero el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, respondió que Nicolás Maduro ya no tenía la “autoridad legal” para tomar tales decisiones.

Sin embargo, Estados Unidos ordenó el jueves la salida del personal “no esencial” de sus misiones diplomáticas en Venezuela. “Estamos dando este paso en base a nuestra evaluación actual de la situación de seguridad en Venezuela “, dijo un portavoz del Departamento de Estado, agregando que Washington no tenía la intención de cerrar su embajada en Caracas.

Trump reconoce a Juan Guaidó como presidente de Venezuela

El presidente Donald Trump fue el primero en reconocer a Juan Guaidó, de 35 años, quien se proclamó el “presidente interino” del país el miércoles para establecer un “gobierno de transición” y celebrar elecciones libres. Al Sr. Trump le han seguido muchos países latinoamericanos.

El jueves, los Estados Unidos mantuvieron la presión y solicitaron una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad el sábado sobre la situación en el país, a pesar de que Rusia declaró su oposición a una reunión sobre un tema “interno” en Venezuela.

Anteriormente, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, pidió a la Organización de Estados Americanos (OEA) que reconociera a Juan Guaidó como “presidente interino de Venezuela”. Sus 34 miembros activos, reunidos en sesión extraordinaria en presencia del Sr. Pompeo, finalmente no llegaron a un consenso.

El senador estadounidense Bernie Sanders, candidato a las elecciones primarias demócratas en las elecciones presidenciales de 2016, ha pedido a su lado que “recuerde las lecciones del pasado y no juegue el juego de los cambios de régimen ni los golpes de apoyo” . “Estados Unidos ha intervenido inadecuadamente durante mucho tiempo en los países de América Latina. No debemos seguir por este camino de nuevo “, agregó.

Juan Guaidó, quien fue refugiado el jueves en un lugar que no fue especificado, según una fuente de la oposición, dice que confiar en el artículo 233 de la Constitución para justificar su proclamación.

Este artículo establece varios casos de vacantes, como la renuncia, la incapacidad mental o la muerte. Un punto controvertido es la declaración de “abandono del mandato”, ya invocada en 2017 por el Parlamento, en manos de la oposición y cuyas decisiones son anuladas sistemáticamente por el Tribunal Supremo.

“Gracias a Dios, a la Virgen ya todos los santos, ángeles y arcángeles (…) No estoy loco (…) Estoy muy bien (…) Nunca me rendiré”, ha Lanzó Nicolás Maduro. Puede contar con la lealtad del ejército, reafirmado por la voz de su Ministro de Defensa, el general Vladimir Padrino.

Apoyo de la cúpula militar a Maduro

“Advierto al pueblo de Venezuela que se produce un golpe de estado (…) contra nuestro legítimo presidente”, dijo el ministro, rodeado de todo el alto mando militar, en una conferencia de prensa.

Ocho generales que dominan las regiones estratégicas del país también aseguraron su “lealtad y absoluta subordinación” al presidente. El lunes, un intento de levantamiento por parte de un grupo de soldados en Caracas fue rápidamente reprimido.

Además del ejército, Nicolás Maduro ha recibido el apoyo de sus aliados rusos y chinos, quienes han denunciado la “interferencia externa” en Venezuela. Al distanciarse de Washington, la UE ha pedido “elecciones libres” y la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ha pedido desde Davos una “solución política pacífica”.

Cerca de 50 países consideran que el segundo mandato de Maduro, que se invirtió el 10 de enero, es “ilegítimo”, considerando que su elección, boicoteada por la oposición, no fue transparente. En una visita a Panamá, el Papa Francisco “apoya todos los esfuerzos para evitar que se inflija más sufrimiento” a los venezolanos, dijo un portavoz del Vaticano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.