Jerónimo de Ayanz: el genio español que inventó la máquina de vapor

Jeronimo_de_Ayanz_y_Beaumont

Jerónimo de Ayanz fue un inventor navarro conocido por algunos como el “Leonardo” Español. Uno de sus inventos más reconocidos es una máquina de vapor previa a la máquina desarrollada en Inglaterra.

Sin embargo, la creatividad e inventiva de este genio español van mucho más allá. Por ejemplo, un documento de Felipe III que data del año 1606 reconoce 48 patentes, relacionadas con inventos procedentes del ingenio de Ayanz. Estos abarcan distintos fines y ámbitos de la ciencia y la tecnología.

La máquina de vapor de Jerónimo de Ayanz

El artilugio de vapor creado por Jerónimo de Ayanz pretendía sacar el agua de las minas de Guadalcanal, Sevilla. Pues, en sus funciones de Administrador de Minas, comprendía el problema que esto suponía. Los mineros veían gravemente afectadas sus labores a causa de aquellas explotaciones empantanadas bajo tierra.

Primer diseño de Jeronimo de Ayanz una maquina de vapor en 1720
Primer diseño de Jerónimo de Ayanz una máquina de vapor en 1720.

Esto llevaría al inventor a desarrollar un sistema que empleaba la energía del vapor para sacar el líquido de las minas. Así, la máquina estaba provista de una caldera donde el agua que se deseaba extraer de la mina era calentada hasta lograr su evaporación. La presión generada por el vapor conducía el agua por medio de conductos hacia el exterior de la mina.

Diversos documentos demuestran la creación de esta máquina de vapor por parte de Jerónimo de Ayanz. Desde planos detallados de los prototipos elaborados por el genio español hasta escritos que avalan su funcionamiento.

Distintos usos para la máquina de vapor española

Ayanz propuso varias aplicaciones para su máquina de vapor. Esta no sólo era capaz de elevar el agua para dragar las minas. Además, empleó el poder del vapor de agua para enfriar el aire y hacer aquellos lugares más habitables. Esto se lograba por intercambio de otros fluidos propulsados al interior de la minas a través de un eyector de vapor. Un invento equiparable al aire acondicionado.

Un genio adelantado a su época

La máquina de vapor de Ayanz, supone el primer uso práctico del principio de la presión atmosférica. Sin embargo, este principio físico no fue determinado bajo el rigor científico hasta medio siglo más tarde. Así, en 1698, más de 90 años después, Thomas Savery patentó la máquina de vapor británica dando inicio a la revolución industrial.

Jerónimo de Ayanz un personaje polifacético

En la biografía de Ayanz destacan muchos roles. Este español renacentista mostró a lo largo de su vida un espíritu inquieto y emprendedor que lo llevó a destacar en múltiples aspectos.

Ayanz, el inventor

Además, de ser el creador del primer prototipo de máquina de vapor, Jerónimo Ayanz realizó otros aportes a la humanidad. Innovó en la ingeniería de los molinos de viento, desarrolló destiladores y balanzas y creó modernos hornos metalúrgicos. Además, realizó ingeniosas contribuciones a las ciencias náuticas, entre ellas una funcional campana para bucear e incluso diseñó un submarino.

Estratega Militar

Dado que este era el segundo hijo de la noble familia Ayanz, su destino eran las armas. Al igual que en el mundo de la inventiva, el desempeño de Jerónimo fue notorio. Luchó en incontables batallas dándose a conocer como un virtuoso estratega militar. Incluso existen escritos que afirman que se ganó los favores Felipe II, al evitar su asesinato a manos de conspiradores.

Fuerza sobrehumana

Otro peculiar rasgo por el cual Jerónimo Ayanz era comúnmente reconocido en su época, era su descomunal fuerza física. Algunos hablaban de un vigor tan poderoso que las camas de su alcoba debían reemplazarse frecuentemente. Así, el aristócrata obtuvo mayores glorias en su tiempo por este singular hecho, que por su ingenio y creatividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.