El caso Watergate: el escándalo que cambió la política de Estados Unidos

Caso Watergate

Muy raras veces el gobierno de los Estados Unidos se ha visto involucrado en escándalos de tipo político y siempre han tratado de ser cautelosos en cuanto a esas situaciones. Es por ello que al darse a conocer algo de tal índole y en el cual se encontraban demasiadas personas involucradas, no pasó desapercibido de la vista internacional, generando grandes cambios en la política de la nación.

¿En qué consiste el caso Watergate?

El caso Watergate es un escándalo de tipo político que tuvo lugar en Estados Unidos en la década de 1970. Fue nombrado como tal porque se trató de un robo de documentos en las oficinas del edificio Watergate en Washington D.C. Cuando la conspiración fue puesta al descubierto se inició una investigación por parte del congreso de los Estados Unidos.

Este caso empezó a estar lleno de demasiadas actividades ilegales y clandestinas, en las cuales muchas de las personas del gobierno resultaron involucradas empezando por Nixon, quien mandó a intimidar a muchos de los políticos opositores, utilizando instituciones de índole federal como la oficina Federal de Investigación (FBI), Agencia Central de Inteligencia (CIA) y el Servicio de impuestos internos (ISR).

Este escándalo dejó entre ver el abuso de poder cometido por la administración Nixon, llegando a tal punto critico que ocasionó su dimisión en 1974. El escándalo acabó con 69 personas arrestadas, siendo los funcionarios de más alto nivel del gobierno los más implicados.

¿Cómo quedó al descubierto el escándalo?

El congreso de los Estados unidos realizó una investigación al enterarse del caso, aunque en ningún momento de la investigación recibió el apoyo del gobierno de Richard Nixon. Teniendo aún mayor relevancia al saber que algunos de los implicados eran veteranos de la CIA, acusándolos de robo y de conspiraciones para espiar las comunicaciones que sostenía el Partido Demócrata.

A pesar de todo ello, desde el gobierno se trató de ocultar todo lo que había sucedido. Los medios de comunicación, principalmente The Washington Post, no estando de acuerdo con lo que había sucedido decidieron continuar con las investigaciones, descubriendo de esta forma que las cinco personas detenidas sólo habían sido contratadas por personas de alto mando en el gobierno.

Poco después, los periodistas del Washington Post, Carl Bernstein y Bob Woodward, empezaron a recibir información de forma anónima de una persona la cual apodaron “garganta profunda”. El senado, por su parte, se hace responsable de continuar las investigaciones descubriendo grabaciones que dejan ha descubierto a muchas de las personas implicadas. Aunque “de forma sorprendente” fueron borrados dieciocho minutos de esta grabación. En el año 1974 logró cerrarse el caso con la detención de las 69 personas involucradas y la renuncia del poder de Richard Nixon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.