Para que se usa el aceite de CBD

Para que se usa el aceite de CBD

El aceite de cannabidiol, conocido como CBD, es muy demandando en la actualidad ¿la razón? Sus propiedades medicinales le dieron un lugar en el campo de la salud. Este cannabinoide puede aliviar los síntomas de varias patologías sin causar efectos psicoactivos, es decir, sin producir alteraciones al sistema nervioso central.

Los beneficios de este componente van desde aliviar dolores musculares hasta ayudar a dormir.

Diferentes formas de emplear el aceite CBD

Son múltiples los usos que se le pueden dar al aceite CBD. El producto es comercializado en diversas presentaciones. Simplemente has de hacer clic para conocer algunas de ellas.   

La ciencia ha sometido este componente a diversas investigaciones y se considera que en un futuro cercano pueda ser utilizado como tratamiento para algunas patologías. Pese a ello no es considerado todavía, por muchos países, como un medicamento.

Aunque el CBD actúa sobre el sistema nervioso, no es psicoactivo, es decir no lo hace de la misma manera que el THC, principal constituyente de la planta cannabis.

Este aceite tiene efectos antiinflamatorios, por eso es muy utilizado para aliviar dolencias musculares, causadas por enfermedades como la artritis, la artrosis, el cáncer, esclerosis múltiples o los dolores causados por la inflamación del nervio ciático.

También se emplea como analgésico y lo mejor de todo es que no tiene efectos secundarios como los causados por el constante uso de ibuprofeno, cuyo consumo excesivo puede causar daños gástricos e intestinales. Asimismo, es legal que los deportistas lo utilicen para aliviar las molestias físicas causadas tras un largo entrenamiento.

Además de sus ventajas en el campo medicinal, también se puede emplear para el cuidado de la piel por sus propiedades hidratantes.

Aliado contra el estrés y la depresión

El aceite de CBD no solo es empleado para las dolencias físicas, sino que también contribuye a disminuir los niveles de estrés y de depresión. Esto es porque actúa de manera favorable al modular la acción de los neurotransmisores. Actúa de manera similar a los antidepresivos o los medicamentos que son recetados contra la ansiedad pero con la ventaja de que no producen efectos secundarios.

Hay medicamentos recetados para los ataques de pánico que producen adicción y efectos secundarios. Esto no ocurre con el CBD, ya que los efectos secundarios son prácticamente nulos.

Utilizado como tratamiento para la epilepsia

Otro de los usos que se le da es para controlar los ataques epilépticos. El cannabidiol ha resultado altamente efectivo contra las convulsiones epilépticas.

El uso para controlar los ataques epilépticos no es de data reciente, incluso era utilizado en la antigüedad por Grecia, China, África, Roma. Estas comunidades antiguas utilizaron la planta de Cannabis para contrarrestar los síntomas de la enfermedad, pese a no saber qué la causaba exactamente.

En estados de EEUU como Alabama, Utah, Wisconsin, Texas, Nueva York, Luisiana y Tennessee, se aprobó el uso del aceite de CBD para el tratamiento de pacientes epilépticos e incluso el cáncer.

También es utilizado para proteger el corazón

Este componente, derivado de la planta Cannabis, ayuda a reducir la presión arterial, por lo que puede prevenir infartos y otras dolencias cardiacas. La combinación de los efectos antiinflamatorios, relajantes, y la gran variedad de antioxidantes que posee lo convierten una alternativa medicinal para proteger el corazón.

Alternativa en la lucha contra el cáncer

Los pacientes con cáncer también consiguen grandes aportes del uso del aceite de CBD. Puede aliviar los efectos secundarios como los vómitos y las náuseas causadas por la quimioterapia, incluso algunos estudios le atribuyen propiedades para la destrucción de las células cancerígenas en el cuerpo.

Ayuda a dormir mejor

Tiene un efecto tan relajante que puede ayudar a conciliar el sueño, e incluso mejora la calidad de este. Quien duerme mejor y al menos por ocho horas favorece su sistema inmunológico y también su salud.

No tiene efectos secundarios

Como se mencionó al principio, una de las ventajas del aceite de cannabidiol es que por lo general no produce efectos secundarios. Aunque siempre es recomendable consultar a un médico, antes de  utilizarlo.

Se puede encontrar en presentaciones distintas. Algunas de ellas son aceites, en pastas o en cremas. También hay presentaciones en cápsulas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.