Los tipos de papeles más versátiles para realizar manualidades

Papeles Manualidades

El mundo de las manualidades es bastante extenso y con el paso del tiempo los artesanos han innovado en realizar productos decorativos con distintos tipos de papel, lo cual ha resultado bastante atractivo para las personas animarse a conocer distintas ideas de trabajos manuales que refuerzan la decoración de cualquier espacio o estancia.

Sin embargo, el propósito de este artículo es que las personas puedan conocer los diversos tipos de papel que sirven para realizar manualidades, así como opciones de elementos decorativos que quedarán realmente increíbles con periódico, papel seda, charol, crepe, entre otros.

Características de los papeles más usados en las manualidades

Las manualidades son trabajos que se realizan con las manos, en algunas ocasiones con la ayuda de herramientas y en otros casos los materiales que se utilizan por sí solos pueden generar elementos decorativos maravillosos. Este es el caso de los tipos de papeles más habituales en manualidades, con los cuales se pueden crear distintos artículos artesanales al combinarlos con otros productos.

Papel seda

Es un tipo de material ligero y bastante fácil de manipular, no obstante, es poco resistente por lo cual los usuarios deben utilizarlo con mucho cuidado para que no se rompa, ya que es muy delgado.

Una de las ventajas más destacadas de este tipo de papel es que se pega fácilmente a otra superficie, lo que permite el ahorro de pegamento. Aparte que este tipo de papeles se consigue en diversidad de tonalidades.

Este papel es ideal para realizar flores, pajaritas, guirnaldas, marcapáginas, señaladores de libros y animales con alas como dragones, pájaros y mariposas.

Papel crepe

Este es otro tipo de papel ligero pero un poco poroso y de aspecto arrugado, sin embargo, es más resistente que el papel de seda.

Este material ofrece versatilidad al usuario porque estira un 130%, lo cual permite que se pueda moldear o rizar. Con este material se pueden diseñar disfraces, decorar fiestas, hacer centros de mesa, piñatas y diversas manualidades.

Papel celofán

Este material es perfecto para realizar manualidades que requieran efectos transparentes, también se consigue en una amplia gama de colores y es versátil para realizar diversos trabajos decorativos manuales. El papel es fino y muy flexible, al igual que otros papeles se adhiere con facilidad a otras superficies con pegamento.

Con celofán se pueden hacer flores, gafas de sol, peceras, semáforos e infinidad de envoltorios para obsequios.

Papiroflexia, un arte que permite hacer maravillas con el papel

El origami o la papiroflexia es una técnica originaria de Japón que permite realizar figuras en papel mediante su plegado, así como manualidades de flores de papel, las cuales son extraordinarias para decorar distintos espacios en el hogar o para recrear fiestas o eventos especiales.

Esta técnica es bastante beneficiosa para las personas que lo practican y se puede aprender desde la etapa escolar. Asimismo, este arte incentiva la imaginación, desarrolla la destreza manual y la coordinación de las manos con los ojos, así como mejora la memoria y permite mayor concentración mental y visual.

Las flores de papel, un universo decorativo

Si para algo sirve la técnica del origami es para hacer flores de papel en distintos diseños y colores. Este tipo de adornos son muy utilizados para diversas ocasiones y para el diseño de interiores, ya que es una manera de recrear un poco los espacios con elementos de la naturaleza.

No obstante, realizar estas obras de papel requiere de paciencia y esfuerzo, ya que se debe cuidar cada detalle para que queden perfectas la formas. Sin embargo, con las técnicas adecuadas y mucho tesón las personas pueden realizar maravillas con sus manos y plasmar de forma perfecta lo que han imaginado.

Papel washi, el material ideal para practicar el origami

Este es un papel fantástico para aprender y practicar la papiroflexia, ya que permite hacer manualidades y collages de diversas índoles. Es un material bastante fino y es muy fácil de plegar, se obtiene de plantas originarias de Japón como el arroz y el bambú.

Este papel, aunque puede parecer poco resistente, soporta más fricciones y plegados que el papel normal, de ahí que en Japón lo utilicen aparte del origami para hacer juguetes, lámparas y ropa.

El washi para manualidades se consigue en formato cuadrado y puede ser estampado por uno o ambos lados, el mercado ofrece diseños florales y unicolores de este tipo de papel para que cada persona pueda adaptarlo a sus requerimientos. Este material es ideal para realizar imanes decorativos, envases para guardar objetos y marcos de fotos.

Sin duda, el arte de la papiroflexia o del plegado del papel para crear figuras decorativas ha revolucionado el mercado de las manualidades, y cada día son más los creadores y artistas que aprenden esta técnica para ampliar su utilidad en diversos elementos decorativos no solo para el hogar, sino también para distintas ocasiones especiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.