Qué se debe tener en cuenta a la hora de elegir un nuevo televisor

Elegir un nuevo televisor

Elegir un televisor no es sólo una compra más, lo ideal es tener algunos aspectos en cuenta para poder adquirir el aparato que más se pueda adaptar a nuestras necesidades y preferencias, teniendo en cuenta la gran variedad que presenta el mercado actualmente.

A la hora de comprar un televisor, las opciones son cada vez más variadas. Además, con el transcurso de los años, las tecnologías han evolucionado enormemente, lo cual ha permitido diseñar modelos más prácticos y elegantes, con mejor definición de imagen y preparados para cubrir las necesidades y preferencias de las personas. Frente a esta gran variedad de aparatos, tamaños, tipos y precios, elegir un televisor puede volverse una tarea complicada, y llegar a abrumar si no se tiene la información necesaria. Por eso, aquí vamos a contar qué cosas debes tener en cuenta si estás pensando en comprar un nuevo televisor.

Cómo elegir un buen televisor

Para poder escoger un televisor se recomienda contemplar algunos aspectos importantes, por supuesto, siempre teniendo en cuenta el presupuesto disponible, y en base a ello, qué opciones pueden ser las más adecuadas, sin dejar de lado la calidad ni la eficiencia. Además, también será cuestión de pensar en el uso que se piensa dar, ya que algunas personas sólo miran la televisión cada cierto tiempo, mientras que otras hacen un uso constante, e incluso a veces, utilizan las pantallas para conectarse al ordenador y poder tener una reproducción mucho más amplia de la imagen.

La resolución

Para quienes desean utilizar a menudo su televisor y contar con la mejor calidad de imagen posible, los televisores 8K son la mejor opción. Se trata de la mejor resolución que existe en el mercado, con 7680 píxeles horizontales y 4320 píxeles verticales, más del doble que los televisores 4K. Los 8K tienen, además, un gran tamaño, y su diseño permite que la imagen sea mucho más fiel y elegante. Es importante tener en cuenta que por todo esto, los televisores 8K son la opción más moderna del mercado, y por lo tanto, una de las más caras. Aún así, es posible encontrar modelos de diferentes precios.

Si, por otro lado, se quisiera una resolución menor, los televisores 4K siguen siendo una gran alternativa. Además, la imagen es también muy fiel y de gran calidad, aunque hay que tener en cuenta siempre las marcas y los modelos, ya que es posible que algunos modelos sean más adecuados que otros, dependiendo de las preferencias de cada usuario. Afortunadamente hay smart TV baratas, de las mejores marcas y con especificaciones que garantizan una gran calidad. Hay modelos de cincuenta pulgadas, de cuarenta, de treinta o menos, por lo que también será fundamental medir bien el espacio en el cual se desea colocar el televisor. Siempre existe la opción de colgar el aparato en la pared o usarlo de forma habitual con sus apoyos, esto es más una cuestión de comodidad o de gusto.

La tecnología

Cuando hablamos de tecnología relacionada con televisores, nos referimos a los sistemas que se utilizan en sus paneles para la reproducción de las imágenes. Cada uno tiene su propio funcionamiento, involucra distintos materiales de fabricación y distintos procedimientos, y por supuesto, cada uno tiene sus propias ventajas. Los televisores OLED, por ejemplo, utilizan precisamente tecnología OLED, cuyo diodo orgánico de emisión de luz, genera luz por sí mismo, brindándole a la imagen una mayor nitidez y un mejor contraste. Además, son fabricados con plástico, por lo que son también mucho más livianos que otros televisores. El televisor más fino del mundo es, justamente, un televisor con tecnología OLED.

Por otra parte, también es importante hablar de otras tecnologías muy habituales en el mercado. Mientras que la tecnología OLED es una de las más reconocidas, la denominada QLED viene a ser la competencia. Los televisores QLED disponen en su panel de puntos cuánticos que permiten activar un punto de manera individual, acentuando así los colores y pudiendo otorgar mayor claridad a las imágenes. La saturación es también mucho menor, debido al equilibrio que se genera con esta tecnología, y se optimizan los ángulos de visión. La tecnología QLED apareció como una mejora de la tecnología led, y es importante contemplar que hoy en día muchos de los contenidos audiovisuales se generan en base al funcionamiento de este tipo de sistemas.

Esto último puede ser algo clave si, por ejemplo, eres una persona que le gusta ver series o películas en plataformas de streaming. Por supuesto, en el mercado hay una variedad muy grande de televisores según su tecnología, pero conocer las características de cada una será de mucha ayuda para comprender la diferencia y así poder tomar una decisión más informada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.