El método de pago que marca tendencia entre los eCommerce

eCommerce

En medio de una de las recesiones económicas más profundas que ha experimentado el mundo en las últimas décadas, ocasionada por la crisis sanitaria, las pequeñas firmas de eCommerce han apostado por ofrecer un voto de confianza a sus clientes, con el objetivo de recuperar el consumo, popularizando la compra a plazos, más conocida como “comprar ahora y pagar más tarde”.

La estrategia detrás de este método de pago es bastante simple: atraer, fidelizar y vender. El pago aplazado es una tendencia que vienen aplicando los grandes actores del comercio electrónico desde hace mucho tiempo, pero en la actualidad son las pequeñas firmas las que han aprendido a sacar provecho a las compras fraccionadas en varias cuotas.

El nuevo hábito de consumo

Comprar hoy y fraccionar el pago en cuotas a futuro, es una de las formas de crédito más sencillas que existen. Todos estamos acostumbrados a utilizar este sistema con nuestras tarjetas de crédito, por lo que no resulta un método extraño para nadie. Sin embargo, para el comercio electrónico esta tendencia ha permitido que el sector pueda lidiar con los efectos de la crisis económica.

Según han concluido las analistas Francesca Tur y Berta Segura en su informe sobre las tendencias de consumo durante el confinamiento, una de las “complejidades contemporáneas” a las cuales se enfrentan tanto los consumidores como las pequeñas firmas retail, son las tensiones en el ámbito político, sanitario y, por supuesto, todo el tema relacionado con la afectación de la economía.

Nuevas fórmulas para afrontar la coyuntura actual

Aplazar el pago de una compra para un momento más conveniente es una de las estrategias más utilizadas por las marcas para incentivar el consumo. Uno de los públicos objetivo de este método son la generación de los millennials, para quienes el uso de tarjetas de crédito y los préstamos se han convertido en una forma de sustentar gastos a medida que crecen sus necesidades.

La clave del proceso de comprar ahora y pagar a futuro es hacer que el proceso de compra sea mucho más sencillo, creando una relación de confianza y beneficio mutuo entre tiendas y clientes. Existen diferentes alternativas para realizar los pagos en diferido, por supuesto, dependiendo del importe de la compra. Podemos diferenciar dos clasificaciones diferentes:

  • Pago íntegro diferido. Nos referimos a realizar la compra y diferir el pago a una sola cuota. Para este método, se utilizan plazos que pueden variar según las condiciones de la tienda, siendo bastante usual el pago en un lapso de 30 días. Se trata de un método de pago ideal para cuando necesitamos un artículo específico pero carecemos de liquidez.
  • Pago en cuotas. Implica básicamente el fraccionamiento del pago total en pequeñas cuotas con periodicidad mensual. Por regla general, este pago fraccionado implica el pago de un pequeño interés a favor de la tienda.

Sin lugar a dudas, se trata de una buena forma de mejorar la experiencia de compra, elevar el ticket promedio y fidelizar a los clientes, todo lo cual terminará haciendo que la tienda sea mucho más competitiva, posicionándose mejor en el mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.