¿Cuánto influyen el azar y la suerte en las apuestas?

El azar y la suerte en las apuestas

La suerte parece formar parte de nuestro día a día, especialmente si hablamos de apuestas y juegos de casino que, después de todo, se conocen como juegos de azar por una razón. Y es que, mientras algunos parecen nunca acertar al hacer apuestas por sus equipos preferidos o en juegos de casino, otros parecen saltar de una buena racha a otra al apostar. Pero, ¿depende siempre de la suerte?

Ya sea que hablemos de apostar en nuestros deportes preferidos o casinos, tanto físicos como en línea, es evidente que se requiere algo más que habilidad y suerte para conseguir ganancias, al menos a largo plazo.

En este artículo intentaremos entender la ciencia detrás de la suerte para descifrar cuál es su influencia en los juegos de azar.

¿Suerte o superstición?

Desde que existen juegos y competiciones, las apuestas han sido un ingrediente adicional para aumentar la emoción de la competición. Incluso antes de la existencia de las casas de apuestas y por supuesto de los recientemente lanzados casinos en línea, los apostadores (en cualquiera de sus formas) han buscado una rutina o hábito que asegure una buena fortuna en sus apuestas.

Con el nacimiento de los casinos estos hábitos no sólo evolucionaron, sino que cobraron mucha más fuerza en cualquier sala: desde soplar los dados con fuerza antes de lanzarlos, no contar el dinero e incluso cuidar la posición de las piernas o usar la camiseta de tu equipo preferido durante el partido en el caso de apuestas deportivas; todo para atraer la buena suerte y asegurar el resultado esperado.

La lista de supersticiones puede ser interminable y fallar al cumplir alguna puede arruinar la experiencia de juego para los apostadores, incluso si no hay una lógica comprensible detrás de la creencia en estos hábitos.

Detrás de la suerte y el azar

La suerte, buena o mala, es una fuerza intangible que puede afectar el resultado de las cosas que hacemos pero, ¿cómo medimos la suerte? Si bien no hay forma de medirla, esta tiene connotaciones diferentes en los juegos de azar, independientemente de que creamos en su influencia en nuestras apuestas o no.

Aunque ganar o perder dinero en un casino en línea suele ser considerado enteramente cuestión de suerte, en realidad depende de factores como la ventaja de la casa, el RTP del juego elegido o las probabilidades en sí mismas de nuestras apuestas.

Esto es especialmente cierto al hablar de juegos de casino operados por generadores de números aleatorios (RNG) que garantizan que el resultados no pueden predecirse; pues la función de los RNG es hacer que cada tiro sea totalmente independiente, por lo que incluso las buenas rachas, por sostenidas que hayan sido, son temporales. En algún punto, los resultados empezarán a cambiar para confirmar las probabilidades, especialmente si hablamos de juegos de casino que son operados por este tipo de sistemas.

Por otro lado, las apuestas deportivas son un mundo completamente diferente. Si bien, en ellas no existes RNGs que definan el resultado, sí hay estadísticas, datos e información que pueden ser útiles para predecir un resultado y tratar de asegurar un poco nuestras apuestas a diferencia de los juegos de casino en los que la suerte parece tener un rol mucho mayor. Sin embargo, para lograr esto es necesario apostar a partir del análisis de toda esta información y dejar las pasiones por nuestros favoritos a un lado si realmente queremos generar alguna ganancia a largo plazo.

Habilidad vs. suerte

Ya sea que hablemos de apuestas deportivas o de juegos de casino, es imposible predecir con certeza cuál será el resultado, especialmente en estos últimos, por lo mencionado anteriormente sobre los RNGs. Pero no todo depende siempre de la suerte, al menos no a largo plazo.

Los juegos de azar en general están diseñados para que el apostador se retire con menos dinero que con el que llegó, incluso si iniciamos con una buena racha. Esa es precisamente la ventaja de la casa.

Partiendo de esta idea es más fácil reconocer que ganar en juegos de azar requiere una estrategia que permita distinguir a qué apostar, qué apostar y cuándo apostar para aprovechar cada oportunidad para reducir la ventaja de la casa. Justo este es el ingrediente para tener suerte.

De hecho, a pesar de la famosa “suerte de principiante”, los jugadores más exitosos son aquellos que han entendido el juego y lo abordan estratégicamente y de manera prácticamente intuitiva. Sin embargo, no se trata de negar la existencia de la suerte, sino de hacer todo lo que está en nuestras manos para que esté a nuestro favor.

Como hemos dicho, la suerte existe para el que cree en ella y si un hábito o amuleto te hace sentir más afortunado, ¿por qué no aprovecharlo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.