Hábitos saludables para un uso responsable del teléfono móvil

Uso responsable del teléfono móvil

¡La realidad es innegable! Los teléfonos inteligentes se han convertido en una parte importante de nuestras vidas. Es lo primero que buscamos al despertar y quizás también el último objeto que manipulamos antes de dormir. Nos ayudan a comunicarnos, nos conectan con las novedades del mundo, entretienen, recuerdan eventos y mucho más.

El teléfono móvil ha dejado de ser un accesorio o una herramienta y se ha convertido en una extensión de nuestras manos. Resulta casi inconcebible una persona desconectada del mundo, que no conozca sobre las aplicaciones que son tendencia o que se encuentre desinformada respecto a las tarifas móvil o los beneficios que algún operador en particular puede ofrecerle.

Dentro de un mundo hiperconectado, resulta fundamental alcanzar el equilibrio y fomentar un uso responsable del teléfono móvil. De esto dependerá, en gran medida, que las personas utilicen los dispositivos para su beneficio sin que sea el dispositivo quien controle su vida.

En las siguientes líneas, te proponemos algunos hábitos saludables en cuanto al uso del móvil que puedes incluir en tu rutina diaria.

Evita el insomnio y la fatiga ocular

La pantalla de nuestro dispositivo móvil emite luz azul, la cual es un clase de radiación UV que resulta negativa para nuestra retina y es causa de una gran cantidad de síntomas bastante comunes en la vida moderna, como la fatiga ocular, dolores de cabeza e insomnio. Para corregir esto, intenta no revisar tu smartphone justo al despertar y evita usarlo al menos 30 minutos antes de ir a la cama.

Disfruta de una vida social fuera del teléfono

Cuando te reúnas con tu grupo de amigos, tengas una cita, celebraciones familiares y demás, intenta todo lo posible omitir el uso de tu teléfono móvil. Puedes postear las fotos en otro momento, pero ese instante debes dedicarlo a fomentar interacciones reales e intercambiar emociones que verdaderamente satisfagan tus necesidades emocionales más allá de los “Likes”.

Uso excesivo del móvil

Evita tener tu smartphone siempre encima

Es cierto que se trata de una herramienta de comunicación, pero esto no implica que debamos estar siempre disponibles. En tus horas de descanso, coloca el teléfono en un lugar visible, pero deja a un lado ese hábito de cargar el móvil encima todo el tiempo y revisar las notificaciones cada pocos minutos. Esto te dará mayor tranquilidad.

Personaliza las notificaciones

Los dispositivos inteligentes nos permiten configurar diferentes sonidos para las notificaciones de cada persona en nuestra lista de contacto. Así, podemos determinar niveles de prioridad en la atención que damos al móvil. Podremos dejar el móvil a un lado y solo responder cuando la notificación pertenezca a nuestros familiares, asuntos realmente urgentes o de emergencia.

¡Desconéctate por completo!

Es difícil, causa ansiedad y requiere de mucha fuerza de voluntad, pero es necesario desconectarse por completo de vez en cuando y no sentir ningún remordimiento por ese tiempo Off-line. Intenta tomarte un día libre de las redes sociales y las mensajerías instantáneas y dedicar ese tiempo a tu familia, tu hogar, tus mascotas o cualquier actividad recreativa y placentera fuera del entorno digital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.