7 consejos para ahorrar energía en el hogar

Ahorrar energía en el hogar

La factura de la electricidad es uno de esos gastos fijos que nos da mayores dolores de cabeza. Es por eso que hemos decidido ayudarte con algunos consejos prácticos que te permitirán ahorrar energía en el hogar sin demasiado esfuerzo. El primer paso es conocer las tarifas luz de tu proveedor de servicios y elegir la que mejor se adapte a tus necesidades. Después de ello puedes intentar seguir los siguientes consejos.

Apaga las luces y aprovecha la iluminación natural

La naturaleza es inteligente y nos proporciona luz que podemos utilizar de forma gratuita e ilimitada. Abre las ventanas, permite que la luz natural y el aire circulen en el interior del hogar y así evitas en lo posible encender bombillas durante el día, sobre todo en las franjas horarias donde el coste de la electricidad suele ser superior.

Consume durante las horas valle

Consulta la discriminación horaria de tu proveedor de servicio y utiliza las horas valle para las actividades que demandan mayor consumo de electricidad como lavar y secar la ropa o utilizar la calefacción. Lo ideal es que conozcas las franjas horarias y planifiques tus actividades en torno a ellas si quieres conseguir ahorrar un poco de dinero cada mes.

Tapa las ollas y sartenes al cocinar

Puede parecer incluso obvio para algunos, pero muchas personas con cocinas eléctricas olvidan que parte de la energía calórica se pierde en el ambiente cuando se tienen las ollas destapadas. Al tapar las ollas, el agua alcanza el punto de ebullición mucho más rápido, lo cual significa que los alimentos tardarán menos en cocinarse y así tendrás un gasto menor en electricidad.

Tapar las ollas al cocinar

Desconecta los aparatos que no necesitas

Existe algo llamado consumo pasivo, que se refiere al consumo constante efectuado por todos esos electrodomésticos que permanecen conectados en Stand By. Resulta una buen idea que desconectes todo aquello que no utilices con frecuencia. Es un hábito que cuesta un poco adquirir, pero al final tendrá buenos resultados en nuestra economía familiar.

Plancha la ropa toda de una sola vez

Si tienes el mal hábito de planchar piezas de ropa justo antes de usarla estás desperdiciando una buena cantidad de dinero en energía eléctrica. Lo que ocurre es que las planchas consumen mucha cantidad de energía para alcanzar altas temperaturas, por lo que no es un proceso que debas repetir cada día. Planifica un par de horas de planchado y verás diferencias en la factura de la luz.

Elige electrodomésticos más eficientes

Es importante que al comprar cualquier electrodoméstico verifiques su clasificación de eficiencia energética. Esta debe ser A o superior. Esto significa que cumplen sus funciones utilizando la menor cantidad de recursos posible, entre ellos, electricidad. Esto es importante para refrigeradores y otros electrodomésticos de uso frecuente.

Sustituye las bombillas

Aunque en España hace varios años que han dejado de circular en el mercado las bombillas halógenas, aún existen en muchos hogares. Lo mejor es optar por bombillas LED, que además de consumir menos electricidad, son mucho más económicas a largo plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.